domingo, octubre 21, 2012

La nebulosa de la Cabeza de Caballo


La Nebulosa de la Cabeza de Caballo es una de las nebulosas más fáciles de reconocer del cielo terrestre. Forma parte de una extensa nube molecular oscura en la constelación de Orión (clic en la imagen para ampliarla a 960 x 735 píxeles o verla mucho más grande).

Conocida también como Barnard 33, su forma inusual se descubrió por primera vez en una placa fotográfica a finales del siglo XIX.

El resplandor de color rojo se debe al hidrógeno —cuya mayor parte se encuentra detrás de la nebulosa— ionizado por Sigma Orionis, una estrella brillante y cercana.

La oscuridad de la Cabeza de Caballo está causada sobre todo por polvo espeso, aunque la parte baja del cuello del caballo proyecta una sombra hacia la izquierda (en la imagen de la derecha).

Un intenso campo magnético conduce chorros de gas que se alejan de la nebulosa. Los puntos brillantes en la base de esta nebulosa corresponden a estrellas jóvenes en pleno proceso de formación.

La luz tarda alrededor de 1500 años para llegar desde la Nebulosa de la Cabeza de Caballo hasta nosotros.

La imagen mostrada arriba se tomó con el telescopio de 0,9 m de diámetro del Observatorio Nacional de Kitt Peak.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 21 de octubre de 2012. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito y copyright: Nigel Sharp (NOAO), KPNO, AURA, NSF.


El campo profundo de Orión

La imagen revela extensas nebulosidades asociadas con el complejo de la gigante nube molecular de Orión, de varios cientos de años-luz de diámetro. La espléndida región de emisión conocida como la Nebulosa de Orión o M42, se observa en la esquina superior derecha de la imagen:

(clic en la imagen para ampliarla, o verla mucho más grande). Inmediatamente a su izquierda se encuentra NGC 1977, un prominente cúmulo de nebulosas de reflexión azuladas en las que algunos reconocen la silueta de un hombre corriendo, por lo cual suelen llamarla The Running Man Nebula. La Nebulosa de la Cabeza de Caballo aparece como una nube oscura, una pequeña silueta que se recorta sobre un gran fondo rojizo. Alnitak, la estrella oriental del Cinturón de Orión, es la estrella brillante sobre la Cabeza de Caballo. Inmediatamente a la izquierda de Alnitak se encuentra la Nebulosa de la Llama, con nubes de emisión brillantes y espectaculares bandas de polvo oscuro. Trazas más tenues de hidrógeno gaseoso resplandeciente son fácilmente visibles a lo largo de todas las regiones de este campo profundo de Orión. Más información (en inglés).

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace tres equinoccios, más de 10 mil tweets ilustran y amplían las casi 600 entradas publicadas en el blog desde entonces. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación?

Del.icio.us Menéame