jueves, octubre 09, 2008

Reflejos sobre la Nebulosa Cabeza de Caballo

Modelada por los vientos estelares y las radiaciones, una espectacular nube de polvo interestelar tomó por casualidad una forma familiar y fácilmente reconocible:

(clic en la imagen para ampliarla, o verla mucho más grande). Llamada adecuadamente (*) la Nebulosa de la Cabeza de Caballo, se encuentra a poco más de 1500 años-luz de distancia, dentro del extenso complejo de nubes de Orión. Dicha nube oscura, de unos cinco años-luz de "alto", aparece en los catálogos como Barnard 33 y es visible sólo porque su silueta oscura se recorta sobre el resplandor rojizo de la nebulosa de emisión IC 434. Contrasta con esta escena el azul de la nebulosa de reflexión NGC 2023, en la parte inferior de la imagen. En esta representación a todo color, tanto la Nebulosa de la Cabeza de Caballo como NGC 2023 parecen estar iluminadas por brillantes haces de luz que caen desde la cumbre pero, en realidad, tales rayos azulados son sólo reflejos internos de la brillante estrella Sigma Orionis, fuera del cuadro de esta imagen.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 30 de noviembre de 2005. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito y copyright: Daniel Verschatse (Antilhue Observatory).

(*) Recuerdo haber leído —aunque ya me olvidé en qué libro— que Asimov le encontraba mayor parecido con el Lobo Feroz de la versión de la Walt Disney. Estoy de acuerdo con él.

Del.icio.us Menéame