domingo, mayo 01, 2016

Contemplando el Sol


¿Han contemplado recientemente nuestra estrella? (Clic en la imagen para ampliarla a 1024 x 743 píxeles o verla aún más grande.)

En nuestra imagen del día, el Sol es eclipsado en la parte superior izquierda por la Luna, la que a su vez es eclipsada por los observadores terrestres del fenómeno celeste.

El heterogéneo conjunto de siluetas se fotografió en Glenn Canyon National Recreational Area, cerca de Page, en el estado norteamericano de Arizona. En esa oportunidad —era el año 2012— guardaparques y astrónomos explicaban la insólita configuración (en la imagen de la derecha) a los visitantes interesados.

También se alcanza a percibir un grupo de manchas solares en el disco solar, visible hacia el sector inferior derecho del oscuro disco eclipsante de la Luna.

Si bien un eclipse parcial de Sol por la Luna es emocionante por sí mismo, algunos lo consideran como una simple actividad preparatoria para el fenómeno mucho más raro que ocurrirá la semana que viene: un eclipse parcial de Sol causado por el planeta Mercurio.

Tránsito solar de Mercurio. ¿Qué es ese punto oscuro en el Sol? Si miran con atención se darán cuenta de que su forma es casi perfectamente circular. El punto oscuro es, en realidad, el resultado de un eclipse solar poco frecuente que tuvo lugar el 8 de noviembre de 2006. Por lo general es la Luna, el satélite natural de nuestro planeta, la que eclipsa el Sol. En cambio, esta vez el mundo eclipsante fue el planeta Mercurio. Al igual que la Luna se aproxima a la fase oscura, el novilunio, antes de un eclipse solar, así la fase de Mercurio se hacía cada vez más fina conforme el planeta avanzaba hacia un alineamiento con el Sol. Finalmente, la fase de Mercurio llegó a cero y el planeta se convirtió en el punto oscuro que cruzó por delante del disco de nuestra estrella. Desde un punto de vista técnico, la situación podría describirse como un eclipse anular mercuriano con un anillo de fuego extraordinariamente grande. Ahora bien, un observador situado en las planicies craterizadas de la cara nocturna de Mercurio hubiese visto a la Tierra totalmente iluminada, una pleniterra. Unas horas más tarde, una vez terminado el tránsito, desde la perspectiva terrestre Mercurio volvió a ser iluminado por el Sol y un esbelto arco reapareció en el disco planetario. El próximo eclipse solar mercuriano se producirá el 9 de mayo de 2016. Será visible en su totalidad desde Sudamérica, la costa este de América del Norte y Europa Occidental (clic en la imagen para ampliarla). Leer la entrada completa.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 1° de mayo de 2016. Esta página ofrece todos los días una imagen, fotografía o video del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen y derechos de autor: Steven Gilbert.

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace diez equinoccios, unos 47 mil tweets ilustran y amplían las más de 4400 entradas publicadas en el blog desde su inicio, en mayo de 2004. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de tres mil.

sábado, abril 30, 2016

Una luna para Makemake


Makemake, el segundo planeta enano más brillante del cinturón de Kuiper, tiene una luna (clic en la imagen para ampliarla a 985 x 985 píxeles o verla aún más grande).

Llamada MK2, la luna de Makemake refleja parte de la luz que recibe del Sol a pesar de que su superficie es negra como el carbón. Aun cuando es unas 1300 veces más tenue que Makemake, eso no fue obstáculo para que lo detectara el Telescopio Espacial Hubble mientras aplicaba la misma técnica que utilizó para la búsqueda de pequeños satélites en el sistema de Plutón.

Al igual que en el caso de Plutón, observaciones adicionales de Makemake y la nueva luna determinarán la masa y la densidad del sistema y permitirán una mejor comprensión de los mundos distantes.

La ilustración artística de arriba muestra el contraste y el tamaño relativo de MK2, con un diámetro de unos 160 kilómetros en comparación con los 1400 kilómetros de Makemake.

La escena retrata una frontera inexplorada del Sistema Solar y desde la perspectiva de una nave espacial se muestra un pálido Sol, que aparece 50 veces más pequeño de lo que se ve desde la Tierra (en la imagen de la derecha), brillando por entre la luz difusa de la Vía Láctea.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 30 de abril de 2016. Esta página ofrece todos los días una imagen, fotografía o video del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la ilustración: Alex H. Parker (Southwest Research Institute).

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace diez equinoccios, unos 47 mil tweets ilustran y amplían las más de 4400 entradas publicadas en el blog desde su inicio, en mayo de 2004. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de tres mil.

viernes, abril 29, 2016

La Luna en la visión gamma del Fermi


Aunque les parezca increíble, si pudieran ver rayos gamma (en la imagen de abajo a la derecha), es decir, fotones con mil millones de veces la energía de la luz visible, la Luna parecería más brillante que el Sol (clic en la imagen para ampliarla a 1024 x 768 píxeles, máxima resolución disponible).

Esta sorprendente declaración queda confirmada por la nueva imagen de la Luna, basada en datos registrados por el instrumento LAT del Telescopio de Rayos Gamma Fermi durante sus primeros siete años de funcionamiento (2008-2015).

Si bien la visión en rayos gamma del Fermi es incapaz de distinguir detalles de la superficie lunar, un resplandor de rayos gamma consistente con la posición y tamaño de la Luna se encuentra en el centro de este mapa en falso color. Los píxeles más brillantes corresponden a las detecciones de los rayos gamma lunares más importantes.

Pero ¿por qué es tan brillante la Luna en rayos gamma? Lo es porque partículas cargadas de alta energía que atraviesan el Sistema Solar, llamadas genéricamente rayos cósmicos, bombardean constantemente la superficie lunar, ya que no está protegida por un campo magnético, con lo que se genera el resplandor de rayos gamma.

Debido a que los rayos cósmicos provienen de todas las direcciones, la Luna en rayos gama siempre presenta un disco y carece de fases.

La primera imagen en rayos gamma de la Luna (en la imagen de la derecha) fue registrada por el instrumento EGRET del satélite Compton, lanzado hace 25 años.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 29 de abril de 2016. Esta página ofrece todos los días una imagen, fotografía o video del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen: NASA, DOE, International Fermi LAT Collaboration.

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace diez equinoccios, unos 47 mil tweets ilustran y amplían las más de 4400 entradas publicadas en el blog desde su inicio, en mayo de 2004. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de tres mil.

jueves, abril 28, 2016

La polvorienta nebulosa del Angel


Nubes de polvo cósmico situadas a unos 300 años-luz sobre el plano de la Vía Láctea reflejan la luz combinada de las estrellas de nuestra galaxia (clic en la imagen para ampliarla a 1024 x 664 píxeles o verla aún más grande).

La pálida aparición de polvo, llamada nebulosa del Angel por el hijo de 13 años del astrónomo Steve Mandel, forma parte de un amplio complejo de nubes moleculares dispersas, tenues y relativamente inexploradas.

Además del tono azul característico de las nebulosas de reflexión habitualmente observado, la nebulosa del Angel y otros cirros galácticos de polvo (en la imagen de la derecha) también producen una tenue luminiscencia de color rojizo (ver también la imagen al pie de la entrada) a medida que los granos de polvo interestelar convierten la radiación ultravioleta invisible en luz roja visible.

La imagen de arriba es tan profunda que incluye tanto estrellas cercanas de la Vía Láctea como lejanas galaxias del fondo cósmico. Cubre un campo de 3 x 5 grados del cielo terrestre, equivalente a 10 discos lunares, en dirección de la constelación de la Osa Mayor.

Un lirio en el campo de estrellas. En este primer plano de la Nebulosa del Lirio (o del Iris, como a veces se la llama) se destaca el sector azul brillante de la nebulosa, el cual abarca un campo de unos 6 años-luz de longitud (clic en la imagen para ampliarla). Crédito de la imagen y derechos de autor: Daniel López, IAC.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 28 de abril de 2016. Esta página ofrece todos los días una imagen, fotografía o video del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen y derechos de autor: Rogelio Bernal Andreo (Deep Sky Colors).

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace diez equinoccios, unos 47 mil tweets ilustran y amplían las más de 4400 entradas publicadas en el blog desde su inicio, en mayo de 2004. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de tres mil.

miércoles, abril 27, 2016

Omega Centauri, el cúmulo globular más brillante


Esta inmensa esfera de estrellas es más antigua que el Sol (clic en la imagen para ampliarla a 960 x 742 píxeles o verla aún más grande).

Mucho antes de que la humanidad evolucionara, antes de que los dinosaurios vagaran por la Tierra e, incluso, que nuestro planeta existiera, antiquísimas esferas de estrellas se condensaban y giraban alrededor de una joven galaxia, la Vía Láctea.

De los aproximadamente 200 cúmulos globulares que han sobrevivido hasta nuestros días, Omega Centauri es el más extenso (en la imagen de la derecha), ya que contiene más de diez millones de estrellas.

También es el cúmulo globular más brillante y al tener una magnitud visual aparente de 3,9 los observadores del hemisferio sur pueden verlo a simple vista.

Dicho cúmulo, designado en los catálogos como NGC 5139, se encuentra a unos 18 000 años-luz de distancia y tiene un diámetro de 150 años-luz.

A diferencia de la mayor parte de los cúmulos globulares, las estrellas de Omega Centauri (ver la siguiente imagen) están claramente diferenciadas en cuanto a la edad y la abundancia química, lo que sugiere que la historia de dicho cúmulo globular, desarrollada a lo largo de 12 000 millones de años, es muy compleja.

El centro de Omega Centauri. ¿Qué queda luego de una colisión de estrellas? El estudio del centro del cúmulo globular Omega Centauri, donde las estrellas se hallan tan apretadas que están diez mil veces más juntas que en el sector de la galaxia en el que se encuentra nuestro Sol, puede ayudar a resolver este enigma. Esta imagen obtenida por el Telescopio Espacial Hubble ha logrado resolver el centro del mencionado cúmulo en estrellas individuales, muchas de ellas de color blanco-amarillento —más pequeñas que el Sol—, bastantes estrellas de color amarillo-anaranjado —que son las gigantes rojas— y alguna que otra estrella azul. Cuando colisionan dos estrellas es probable que se combinen para formar una estrella más masiva o que formen un nuevo sistema estelar binario. Si las binarias están muy juntas, a veces emiten radiación ultravioleta o de rayos-X cuando el gas procedente de una estrella incide sobre la superficie de una compañera compacta, tal como una enana blanca o una estrella de neutrones. Se han descubierto dos binarias de este tipo en el centro de Omega Centauri (clic en la imagen para ampliarla). Más información (en inglés).

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 27 de abril de 2016. Esta página ofrece todos los días una imagen, fotografía o video del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen y derechos de autor: Roberto Colombari.

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace diez equinoccios, unos 47 mil tweets ilustran y amplían las más de 4400 entradas publicadas en el blog desde su inicio, en mayo de 2004. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de tres mil.

martes, abril 26, 2016

NGC 6872, la galaxia del Cóndor


¿Por qué esta galaxia espiral está tan alargada? (Clic en la imagen para ampliarla a 960 x 708 píxeles o verla aún más grande.)

Como mide más de 700 000 años-luz de un extremo al otro, NGC 6872 es también conocida como la galaxia del Cóndor (en la virtud de la extraordinaria amplitud de las alas de esta ave rapaz, en la imagen de abajo a la derecha) y es una de las galaxias espirales barradas más alargadas.

La forma característica de la galaxia del Cóndor se debe con toda probabilidad a la colisión en curso con la galaxia más pequeña IC 4970, vista justo por encima del centro de la imagen.

El brazo espiral de NGC 6872 visto en la parte superior izquierda es particularmente interesante, ya que muestra una tasa inusualmente alta de regiones de formación de estrellas azules (ver la imagen al pie de la entrada).

La luz que vemos hoy de estos gigantes en colisión fue emitida hace unos 300 millones de años, incluso antes que comenzara el reinado de los dinosaurios en la Tierra.

NGC 6872 puede observarse con un telescopio de modestas prestaciones en la constelación austral del Pavo.

NGC 206 y las nubes estelares de Andrómeda. La gran asociación estelar identificada como NGC 206 se acurruca en los brazos polvorientos de nuestra vecina, la galaxia de Andrómeda (M31). NGC 206 se encuentra cerca de la parte superior central de este maravilloso primer plano de la parte sudoeste del disco de Andrómeda. Las estrellas brillantes y azuladas delatan la juventud del cúmulo, pues las estrellas masivas más jóvenes tienen menos de 10 millones de años. NGC 206 se extiende por cerca de 4 000 años-luz. Es, por lo tanto, mucho más grande que los cúmulos de estrellas jóvenes situados en el disco de la Vía Láctea, nuestra galaxia, conocidos como cúmulos abiertos o galácticos. En cuanto a tamaños, NGC 206 se compara favorablemente con otras enormes regiones de formación estelar como NGC 604, en la espiral cercana M33, y la nebulosa de la Tarántula, en la Gran Nube de Magallanes (clic en la imagen para ampliarla). Leer la entrada completa.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 26 de abril de 2016. Esta página ofrece todos los días una imagen, fotografía o video del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen: FORS Team, 8.2-meter VLT Antu, ESO; tratamiento de la imagen y licencia: Judy Schmidt.

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace diez equinoccios, unos 47 mil tweets ilustran y amplían las más de 4400 entradas publicadas en el blog desde su inicio, en mayo de 2004. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de tres mil.

lunes, abril 25, 2016

La nebulosa Espagueti


Uno podría perderse fácilmente al tratar de seguir los complejos y laberínticos filamentos de la nebulosa Espagueti (clic en la imagen para ampliarla a 960 x 827 píxeles o verla bastante más grande).

Se trata del remanente de supernova catalogado como Simeis 147 y Sh2-240. Los filamentos de gas resplandeciente cubren casi 3 grados en el cielo, el equivalente a 6 discos lunares.

El campo mencionado corresponde a un diámetro real de aproximadamente 150 años-luz, puesto que la nube de desechos se encuentra a una distancia estimada de 3 000 años-luz.

La nítida composición mostrada arriba comprende datos de imagen obtenidos con filtros de banda estrecha a fin de resaltar la emisión de los átomos de hidrógeno. De esta manera es posible seguir las circunvoluciones del gas que resplandece (en la imagen de la derecha) al ser embestido por la onda de choque de la supernova.

El remanente de supernova (*) tiene una edad estimada de 40 000 años, por lo cual se infiere que la luz de la gigantesca explosión estelar que le dio origen llegó por primera vez a la Tierra hace 40 000 años.

Pero dicho remanente en expansión no es la única consecuencia de dicha catástrofe cósmica. Detrás de sí dejó también un púlsar, esto es, una estrella de neutrones con una rotación muy rápida, todo lo que queda del núcleo de la estrella original.

Un video (36 seg.) que reconstruye la explosión de la supernova que dio origen a la nebulosa del Cangrejo o Crab Nebula —es el objeto identificado como M1 luego de hacer clic en Mark the Deep Sky Objects—, observada en el año 1054 de nuestra era:



Vía Foto astronómica del día correspondiente al 25 de abril de 2016. Esta página ofrece todos los días una imagen, fotografía o video del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen y derechos de autor: Giuseppe Donatiello (Italia) y Tim Stone (EE.UU.).

A la derecha vemos otras imágenes del mismo remanente de supernova Simeis 147 (clic en la imagen para ampliarla a 489 x 1081 píxeles). La primera imagen es una composición color de 66 imágenes tomadas en la banda del azul y el rojo por el telescopio de 48 pulgadas Samuel Oschin desde las instalaciones del Observatorio del Palomar (más información). La segunda imagen es el resultado de ocho horas de exposición con el filtro H-alfa, que transmite sólo la luz de los átomos de hidrógeno recombinados en la nebulosa en expansión (más información). Finalmente, la tercera imagen es también una exposición de ocho horas con el mismo filtro H-alfa, pero utilizando una cámara astronómica CCD y un adaptador especial para obtener una gran amplitud de campo (más información).

(*) Supernovas y remanentes de supernovas

Aproximadamente cada 50 años una estrella masiva de nuestra galaxia vuela en pedazos en una explosión de supernova (ver videos y animaciones). Las supernovas son uno de los acontecimientos más violentos del universo y la fuerza de la explosión genera un destello cegador de radiación y ondas expansivas similares a un estampido.

Inicialmente se había clasificado a las supernovas de acuerdo con sus propiedades ópticas. Las supernovas del Tipo II muestran pruebas evidentes de hidrógeno en los desechos en expansión eyectados en la explosión, algo que no ocurre con las supernovas del tipo Ia. Investigaciones recientes permitieron refinar dichos tipos y, en consecuencia, se propuso una clasificación que tomara en cuenta los tipos de estrellas que dan lugar a las supernovas. Una explosión del Tipo II, así como las de Tipo Ib y Tipo Ic, se producen por el colapso catastrófico del núcleo de una estrella masiva. Una supernova del Tipo Ia ocurre por una súbita explosión termonuclear que desintegra una estrella enana blanca.

Las supernovas del Tipo II se producen en regiones con muchas estrellas jóvenes y brillantes, tales como los brazos espirales de las galaxias. Al parecer no ocurren en las galaxias elípticas, cuya población dominante está compuesta por estrellas antiguas de poca masa. Puesto que las estrellas jóvenes y brillantes son típicamente estrellas con una masa 10 veces más grande que la del Sol, esta prueba, entre otras, permite concluir que las estrellas masivas producen las supernovas del Tipo II.

Algunas supernovas del Tipo I comparten numerosas características con las supernovas del Tipo II. Tales supernovas, clasificadas como Tipo Ib y Tipo Ic, se diferencian al parecer de las del Tipo II porque han perdido su envoltura externa de hidrógeno antes de la explosión. La envoltura de hidrógeno pudo haberse perdido debido a una vigorosa emisión de materia anterior a la explosión o porque fue arrancada por una estrella acompañante. Más información (en inglés).

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace diez equinoccios, unos 47 mil tweets ilustran y amplían las más de 4400 entradas publicadas en el blog desde su inicio, en mayo de 2004. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de tres mil.