miércoles, septiembre 17, 2014

Aurora polar sobre Maine


Ha sido una buena semana para disfrutar de las auroras polares (clic en la imagen para ampliarla a 960 x 800 píxeles o verla aún más grande).

La región activa de manchas solares 2158 (en la imagen de la derecha, más abajo) apareció a principios de este mes en la cara visible del Sol a resultas de la rotación de la estrella. Mientras cruzaba el disco solar produjo varias fulguraciones y expulsó plasma al medio interplanetario (ver el video al pie de la entrada).

En particular, un par de eyecciones de masa coronal impactó la magnetosfera de la Tierra hacia el fin de semana y dio lugar a la tormenta geomagnética más intensa del año.

Aunque se temieron cortes de energía, los efectos más perceptibles provocados por el impacto de las nubes de plasma fueron las auroras polares vistas tan al sur como el estado norteamericano de Wisconsin.

La fotografía de más arriba, tomada durante la noche del pasado viernes, muestra los rayos y las capas de auroras multicolores producidas sobre el Parque Nacional de Acadia, en Maine, EE.UU.

Otra nube de plasma de una eyección de masa coronal se acerca a la Tierra, de modo que esta noche habrá una nueva oportunidad de disfrutar de impresionantes auroras.


Vía Foto astronómica del día correspondiente al 17 de septiembre de 2014. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen y derechos de autor: Jeremy P. Gray .

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace seis equinoccios, unos 30 mil tweets ilustran y amplían las más de 1200 entradas publicadas en el blog desde entonces. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de dos mil trescientos.

Del.icio.us Menéame

martes, septiembre 16, 2014

La Vía Láctea sobre el Salar de Atacama


Galaxias, estrellas y un apacible espejo de agua se han combinado en este memorable paisaje de tierra y cielo (clic en la imagen para ampliarla a 960 x 760 píxeles o verla bastante más grande).

El panorama es un mosaico de 12 fotografías tomadas el mes pasado en el Salar de Atacama, un gran depósito de sal en el norte de Chile.

El espejo de agua es conocido como la Laguna Cejar, un depósito natural de agua salada con una gran depresión central.

A la izquierda de la imagen se ve la novia del fotógrafo cuando registraba la misma fotogénica escena.

Además de incontables estrellas, el cielo incluye la Pequeña y la Gran Nube de Magallanes a la izquierda, mientras que la banda central de la Vía Láctea cruza el firmamento en diagonal desde la esquina superior derecha de la imagen (los objetos astronómicos mencionados están identificados en la imagen de la derecha).

Si continúan la línea de la Vía Láctea, podría parecerles que la galaxia estaría incendiando un sector del horizonte, pero en realidad esa luz se debe al alumbrado público de una ciudad cercana.

La Pequeña Nube de Magallanes. El navegante portugués Fernando de Magallanes y su tripulación tuvieron todo el tiempo del mundo para estudiar el cielo austral mientras realizaban la primera navegación alrededor del planeta Tierra. En consecuencia, dos maravillas celestes fácilmente visibles para los observadores del hemisferio austral se conocen como las Nubes de Magallanes. Estas nubes cósmicas se conocen en la actualidad como galaxias irregulares enanas que, además, son satélites de la Vía Láctea, una galaxia espiral mucho más grande. La Pequeña Nube de Magallanes abarca en realidad unos 15 mil años-luz y contiene varios cientos de millones de estrellas. Situada aproximadamente a 210 mil años-luz de distancia en la constelación del Tucán ("Tucana" en latín), es, entre las galaxias satélites conocidas, la cuarta más cercana a la Vía Láctea, después de la galaxia enana de Can Mayor, la galaxia enana elíptica de Sagitario y la Gran Nube de Magallanes. La espléndida vista también muestra en primer plano dos cúmulos globulares de estrellas: NGC 362 (abajo a la derecha) y 47 Tucunae. Este último es un cúmulo espectacular que se halla a sólo 13 mil años-luz de distancia y en la imagen se ve a la izquierda de la Pequeña Nube de Magallanes (clic en la imagen para ampliarla). Leer la entrada completa.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 16 de septiembre de 2014. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen y derechos de autor: Alex Tudorica (AIfA, U. Bonn).

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace seis equinoccios, unos 30 mil tweets ilustran y amplían las más de 1200 entradas publicadas en el blog desde entonces. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de dos mil trescientos.

Del.icio.us Menéame

lunes, septiembre 15, 2014

62 km por encima del cometa Churyumov-Gerasimenko


La nave espacial Rosetta continúa con el proceso de aproximación, circunvolución y cartografiado del cometa Churyumov-Gerasimenko (clic en la imagen para ampliarla a 960 x 757 píxeles o verla aún más grande).

Después de haber recorrido durante 10 años el Sistema Solar y, finamente el mes pasado, arribado a las inmediaciones del cometa, la sonda robótica sigue fotografiando cada ángulo del extraño núcleo del cometa bilobulado.

La imagen de arriba, registrada hace unos 10 días y representada en colores realzados, muestra de manera evidente la oscuridad del núcleo cometario.

En promedio, la superficie del cometa refleja apenas el cuatro por ciento de la luz solar que recibe. En otras palabras, es tan oscura como el carbón (en la imagen de la derecha).

El cometa 67P/Churyumov–Gerasimenko mide aproximadamente 4 km de longitud y su gravedad superficial es tan baja que un astronauta podría despegar con un salto.

El cronograma de la misión establece que en unos dos meses el módulo de descenso Philae se desprenderá de la Rosetta e intentará, por primera vez, llevar a cabo un aterrizaje controlado


sobre el núcleo de un cometa.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 15 de septiembre de 2014. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen: ESA / Rosetta / MPS para OSIRIS Team; MPS / UPD / LAM / IAA / SSO / INTA / UPM / DASP /IDA; tratamiento de la imagen adicional y derechos de autor: Elisabetta Bonora & Marco Faccin (Alive Universe Images).

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace seis equinoccios, unos 30 mil tweets ilustran y amplían las más de 1200 entradas publicadas en el blog desde entonces. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de dos mil trescientos.

Del.icio.us Menéame

domingo, septiembre 14, 2014

M27, la Nebulosa Dumbbell


En 1764 se descubrió involuntariamente el primer indicio de lo que será el futuro del Sol (clic en la imagen para ampliarla a 960 x 800 píxeles o verla aún más grande).

Charles Messier compilaba en ese época una lista de objetos difusos que no debían confundirse con cometas. El objeto vigésimo séptimo de la lista de Messier, conocido ahora como M27 o la Nebulosa Dumbbell, es una nebulosa planetaria, es decir, el tipo de nebulosa que el Sol generará cuando se detenga la fusión nuclear de su núcleo.

M27 (en la imagen de la derecha) es una de las nebulosas planetarias más brillantes del cielo y es visible con binoculares en dirección de la constelación de la Zorra (Vulpecula en latín).

La luz demora alrededor de mil años en llegarnos desde M27. Más arriba la vemos en los colores emitidos por el hidrógeno y el oxígeno.

La comprensión de la física de M27 y su significado estaba mucho más allá de los conocimientos del siglo XVIII. Incluso hoy mismo numerosos aspectos de las nebulosas planetarias bipolares como M27 permanecen en el misterio, entre ellos, el mecanismo físico que expulsa el envoltorio gaseoso de una estrella poco masiva, dejando una enana blanca caliente que emite en rayos X (*).

Un montaje de nebulosas planetarias observadas por el Telescopio Espacial Hubble. De izquierda a derecha: M2-9, también conocida como la Nebulosa de los Chorros Gemelos, NGC 6826, MyCn 18 o la Nebulosa del Reloj de Arena, NGC 3918, CRL 2688 o la Nebulosa del Huevo, NGC 6543 o Nebulosa del Ojo del Gato, Hubble 5, NGC 7009 o Nebulosa Saturno, la Nebulosa del Rectángulo Rojo y NGC 7662. Créditos y más información (en inglés).

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 14 de septiembre de 2014. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen y derechos de autor: Bill Snyder (Bill Snyder Photography).

(*) Rayos X: otra forma de luz

En 1895, el físico alemán Wilhelm Roentgen descubrió una nueva forma de radiación. La llamó radiación X para denotar su naturaleza desconocida. Esta radiación misteriosa tenía la capacidad de pasar a través de muchos materiales que absorben la luz visible. Los rayos X también tienen la capacidad de arrancar los electrones que se encuentran en los orbitales exteriores de los átomos. Desde su descubrimiento, estas propiedades excepcionales de los rayos X han sido de gran utilidad en muchos campos, como la medicina y la investigación de la naturaleza del átomo.

Ulteriormente se descubrió que los rayos X eran otra forma de luz. La luz es el resultado de la constante agitación y vibración de la materia.

Tal como un perrito juguetón, la materia no puede quedarse quieta. La silla en la que están sentados puede parecer inmóvil y sentirse de esa manera. Pero si pudiésemos observar el comportamiento de la materia en el nivel atómico, veríamos que los átomos y las moléculas vibran a cientos de billones de veces por segundo, chocando unas con otras, mientras que los electrones se mueven a velocidades que rozan el millón de kilómetros por hora.

Cuando las partículas cargadas chocan –o experimentan cambios bruscos en su movimiento— se generan paquetes de energía, llamados fotones, que se alejan de la escena del accidente a la velocidad de la luz (en la imagen de la derecha). De hecho, son luz o, para utilizar el término técnico, radiación electromagnética. Puesto que los electrones son las partículas cargadas conocidas más ligeras, son también las partículas más movedizas y, por lo tanto, las responsables de la producción de la mayor parte de los fotones del universo.

La luz puede tomar muchas formas: ondas de radio, microondas, infrarroja, visible u óptica, ultravioleta, rayos X y radiación gamma. Todas estas ondas son diferentes formas de luz.

La energía del fotón establece de qué clase de luz se trata. Las ondas de radio se componen de fotones de baja energía. Los fotones ópticos —los únicos fotones que podemos ver— son un millón de veces más energéticos que el típico fotón de radio. La energía de los fotones de los rayos X es desde cientos hasta miles de veces más elevada que la energía de los fotones ópticos.

El espectro electromagnético. La longitud de onda de la radiación producida por un objeto se relaciona generalmente con su temperatura (clic en la imagen para ampliarla).

La velocidad de las partículas cuando chocan o vibran impone un límite a la energía del fotón. La velocidad es también una medida de la temperatura. De esta manera, las partículas del aire se mueven en un día cálido a mayor velocidad que en un día frío.

Las temperaturas muy bajas (centenares de grados por debajo de cero) producen fotones de radio de baja energía y microondas, mientras que los cuerpos fríos como los nuestros (cerca de 37 grados centígrados) generan radiación infrarroja. Las temperaturas muy altas (millones de grados centígrados) generan rayos X. Más información (en inglés).

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace seis equinoccios, unos 30 mil tweets ilustran y amplían las más de 1200 entradas publicadas en el blog desde entonces. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de dos mil trescientos.

Del.icio.us Menéame

sábado, septiembre 13, 2014

Una fusión de las 100 mejores imágenes del Hubble


Mientras toman un café cortado cósmico tienen ahora la oportunidad de ver 100 imágenes del Telescopio Espacial Hubble a la vez (clic en la imagen para ampliarla a 950 x 950 píxeles o verla aún más grande).

Las populares escenas del cosmos captadas desde la órbita baja terrestre se combinaron en una única presentación digital, mostrada arriba.

El procedimiento se detalla a continuación.

Primero, se descargaron las 100 mejores imágenes del Hubble y se redimensionaron a fin de que todas tengan el mismo número de píxeles.

El color medio del universo. ¿De qué color es el universo? Más concretamente, si se mezclaran todos los colores del cielo, ¿qué color tendría la mezcla? La respuesta es un matiz de beige, o sea, un castaño claro. Para arribar a dicha respuesta, los astrónomos promediaron digitalmente la luz emitida por las 200 mil galaxias del proyecto de investigación 2dF. El espectro cósmico resultante emite en todas las partes del espectro electromagnético, pero se percibe en un único color compuesto. Este color ha ido perdiendo parte de sus tonos azulados durante los últimos 10 mil millones de años, lo que indica que las estrellas rojas son cada vez más numerosas. El nombre que recibió el color del universo es "café cortado (o con leche) cósmico" (clic en la imagen para ampliarla). Leer la entrada completa.

Luego, en cada punto se ordenaron de menor a mayor los valores de los 100 píxeles y se eligió el valor medio o la media para la imagen final.

La composición final resultó ser una abstracción visual (en la sigiente imagen): la luz de todos los rincones del universo envuelta en oscuridad.

Una vista de la puesta del sol. En nuestro planeta, cada día puede finalizar de una manera espectacular cuando el Sol se pone por debajo del colorido horizonte occidental. La puesta de Sol, a menudo inspiradora o motivo de un momento de contemplación, es tal vez el acontecimiento celeste más fotografiado. ¿Reconocen esta foto como una de ellas? La imagen es una única exposición del sol poniente. El fotógrafo utilizó una cámara digital y una lente de aumento, es decir, una lente con distancia focal ajustable. Durante la exposición de 1/6 de segundo, cambió diestramente la distancia focal mientras que al mismo tiempo giraba la cámara, con lo que alteró la escala y la orientación de la imagen. El resultado transformó una representación objetiva de la naturaleza en una abstracción artística (clic en la imagen para ampliarla). Leer la entrada completa.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 13 de septiembre de 2014. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen y derechos de autor: Michael West (Maria Mitchell Observatory).

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace seis equinoccios, unos 30 mil tweets ilustran y amplían las más de 1200 entradas publicadas en el blog desde entonces. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de dos mil trescientos.

Del.icio.us Menéame

viernes, septiembre 12, 2014

El remanente de la supernova Puppis A


Dominada por la explosión de una estrella masiva, el remanente de la supernova Puppis A se dispersa por el medio interestelar circundante (clic en la imagen para ampliarla a 745 x 960 píxeles o verla aún más grande).

Como se encuentra a unos 7 mil años-luz de distancia, este notable estudio en falso color de la compleja expansión tiene aproximadamente 180 años-luz de longitud.

Está basado en el conjunto de datos de rayos X más completo obtenido a la fecha por observaciones del Chandra y XMM/Newton (en la imagen de la derecha), así como de datos infrarrojos del Telescopio Espacial Spitzer.

El resplandor de los filamentos de rayos X, representados en tonos azules, se debe al gas calentado por la onda de choque de la supernova.

En cuanto a la emisión infrarroja, que procede del polvo caliente, se presenta en tonos rojos y verdes. Los tonos brillantes en colores pasteles perfilan las regiones donde se mezclan el gas impactado y el polvo caliente.

La luz de la supernova inicial propiamente dicha, originada por el colapso del núcleo de la estrella masiva (en la imagen de la derecha), habría llegado a la Tierra hace unos 3.700 años. No obstante, el remanente de la supernova Puppis A continúa siendo una potente fuente de rayos X en el cielo terrestre.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 12 de septiembre de 2014. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen: rayos X, NASA / CXC / IAFE / G. Dubner et al., ESA / XMM-Newton; infrarrojo: NASA / ESA / JPL-Caltech / GSFC / R. Arendt et al.

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace seis equinoccios, unos 30 mil tweets ilustran y amplían las más de 1200 entradas publicadas en el blog desde entonces. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de dos mil trescientos.

Del.icio.us Menéame

jueves, septiembre 11, 2014

Luz zodiacal antes del amanecer


Dista de ser evidente, pero todavía faltan varias horas para que despunte el Sol en este paisaje nocturno (clic en la imagen para ampliarla a 989 x 900 píxeles o verla un poco más grande).

La imagen muestra el horizonte oriental de un paraje remoto del desierto chileno de Atacama.

Un resplandor de forma cónica, excepcionalmente brillante, se extiende en lo alto de un cielo que de otra manera sería muy oscuro. Se trata de la luz del Sol dispersada por el polvo acumulado en el plano de la eclíptica del Sistema Solar.

La aparición, conocida como luz zodiacal, también suele ser llamada falso amanecer (en la imagen de la derecha).

Cerca del centro de la imagen la estrella Aldebarán y el cúmulo estelar de las Pléyades están bañados por la luz zodiacal. Hacia la derecha se distingue la presencia de Orión (ver la imagen al pie de la entrada).

También se alcanza a percibir la emisión rojiza de NGC 1499, la Nebulosa California, a través del tenue velo de color que la luminiscencia atmosférica levanta sobre el horizonte.

En esta imagen pueden ver una versión de la fotografía en la cual se etiqueta el cielo de la futura sede del Telescopio Gigante Magallanes, en el Observatorio de Las Campanas.

De California a las Pléyades. Un viaje astronómico desde la Nebulosa California hasta el cúmulo estelar de las Pléyades recorrería apenas 12 grados de arco en el cielo nocturno del planeta Tierra. Esta composición amplia y profunda de la región explora no sólo las nebulosas de polvo sino también los colores del paisaje cósmico, demasiado débiles para ser observados a simple vista. A la izquierda se descubre la Nebulosa California, de rojo brillante. Llamada así por su parecido con el estado norteamericano, aunque por cierto el litoral de la nube tiene más de 60 años-luz de longitud y se encuentra a una distancia de 1.500 años-luz. También conocida como NGC 1499, la Nebulosa California es una masa de hidrógeno brillante ionizado por la radiación procedente de Xi Persei, la estrella brillante y azul que se observa a la derecha de la nube. Mucho más a la derecha se destaca el conocidísimo cúmulo estelar de las Pléyades, situado aproximadamente a 400 años-luz de distancia y de unos 15 años-luz de extensión. El vistoso color azulado del cúmulo se debe al reflejo de la luz las estrellas en el polvo interestelar. Entre la nebulosa y el cúmulo se hallan las estrellas calientes de la asociación OB2 de Perseo y las nebulosas oscuras y polvorientas que rodean parcialmente la masiva y cercana nube molecular de Perseo (clic en la imagen para ampliarla). Leer la entrada completa.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 11 de septiembre de 2014. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen y derechos de autor: Yuri Beletsky (Las Campanas Observatory, Carnegie Institution).

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace seis equinoccios, unos 30 mil tweets ilustran y amplían las más de 1200 entradas publicadas en el blog desde entonces. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de dos mil trescientos.

Del.icio.us Menéame