viernes, diciembre 30, 2016

La cara opuesta de la Luna


Debido a la rotación sincrónica con relación a la Tierra provocada por el acoplamiento de marea, la Luna siempre nos presenta a los habitantes de la Tierra la misma cara familiar y nos oculta la cara opuesta (clic en la imagen para ampliarla a 800 x 800 píxeles o verla aún más grande).

Pero para una nave espacial colocada en una órbita en torno a la Luna, la cara oculta pronto revelará sus secretos.

Salida de Tierra. La Tierra desde la órbita lunar, registrada por la Apolo 8 en diciembre de 1968 (clic en la imagen para ampliarla).

La detallada imagen de arriba es en realidad un mosaico registrado con la cámara de gran angular de la Sonda de Reconocimiento Lunar (LRO). Está centrada en la otra cara de la Luna y forma parte de un mosaico global de más de 15 000 imágenes tomadas entre noviembre de 2009 y febrero de 2011. La versión en alta resolución de esta imagen muestra las características de la superficie lunar a una escala de 100 metros por píxel.

Sorprende a muchos que la cara oculta presente un aspecto tan diferente de la cara que vemos desde la Tierra, pues ésta muestra áreas oscuras muy suaves, conocidas como mares, mientras que aquella está muy craterizada.

El contraste podría explicarse en razón de que la corteza lunar es más gruesa en el lado oculto que en el lado visible, una característica que habría erigido una barrera más difícil de superar para el material fundido del interior que no encontró tales inconvenientes para formar los suaves mares en la cara visible de la Luna.

La primera fotografía de la otra cara de la Luna. El 7 de octubre de 1959, la nave espacial soviética Luna 3 pasó por la cara opuesta de la Luna y tomó las primeras fotografías de otro mundo desde el espacio. En aquel momento esa cara estaba totalmente iluminada de manera que las primeras fotografías sólo registraron el albedo y variaciones de luminosidad. Aunque se usaron lentes de 200 mm y de 500 mm, la sonda estaba tan alejada de la Luna —unos 65 000 km— que la resolución era escasa. Pero el deseo de ser otra vez el primero en algo —el Luna 2 había impactado en la Luna un mes antes— funcionó y los soviéticos ampliaron su delantera en la carrera espacial sobre los norteamericanos, cuyas sondas lunares Pioneer habían fallado en 1958 y cuya serie Ranger no tendría éxito hasta 1964. Las imágenes del Luna 3 fueron tan pobres que sólo unas pocas estructuras pudieron identificarse correctamente, entre ellas las manchas oscuras de Tsiolkovskiy, Julio Verne y del Mar de Moscú o "Mare Moscoviense" —la mancha negra en el cuadrante superior derecho— (clic en la imagen para ampliarla). Leer la entrada completa.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 30 de diciembre de 2016. Esta página ofrece todos los días una imagen, fotografía o video del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen: NASA / GSFC / Arizona State Univ. / Lunar Reconnaissance Orbiter.

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace once equinoccios, unos 48 000 tweets ilustran y amplían las más de 4600 entradas publicadas en el blog desde su inicio, en mayo de 2004. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de tres mil.