miércoles, febrero 13, 2013

Orión en la visión infrarroja del WISE


La gran nebulosa de Orión es un lugar increíble (clic en la imagen para ampliarla a 960 x 770 píxeles o verla aún más grande).

A simple vista aparece como una mancha luminosa bastante borrosa en la constelación de Orión.

Pero esta imagen, una composición en falso color de cuatro tonos del infrarrojo registrados por el observatorio espacial WISE, muestra la Nebulosa de Orión como un ambiente turbulento de estrellas recientemente formadas, gas caliente y polvo frío.

La energía que impulsa gran parte de la Nebulosa de Orión (M42, en la imagen de la derecha) está suministrada por las estrellas del cúmulo del Trapecio, distinguibles cerca del centro de esta imagen de gran angular (*).

El misterioso resplandor verde en torno a las estrellas brillantes se debe a la luz de las mismas estrellas al reflejarse en los intrincados filamentos de polvo que cubren la mayor parte de la región.

El actual complejo de nubes de la Nebulosa de Orión, entre las que se encuentra la Nebulosa de la Cabeza de Caballo, se dispersará poco a poco durante los próximos 100 mil años.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 13 de febrero de 2013. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen: NASA, JPL-Caltech, UCLA.


(*) Para comparar, una imagen de la Nebulosa de Orión tomada en luz visible y radiación infrarroja por el telescopio VISTA, perteneciente al Observatorio Europeo del Sur de la ESA e instalado en Cerro Paranal:

El panel izquierdo muestra la nebulosa de Orión en luz visible. La mayor parte de la luz procedente de estas nubes espectaculares se origina en el gas de hidrógeno que brilla intensamente bajo el intenso resplandor ultravioleta de las estrellas jóvenes y calientes situadas en el centro de la imagen. Las nubes de polvo oscurecen casi totalmente la región central. En el panel derecho se muestra la toma infrarroja del VISTA. La observación en luz infrarroja permite descubrir muchas características nuevas, entre las cuales podemos mencionar una gran cantidad de estrellas jóvenes cerca del centro y, un poco más arriba, numerosos y sorprendentes objetos rojos, con forma de burbujas, asociados a las estrellas jóvenes y a sus eyecciones de materia.

El recuadro superior izquierdo corresponde a la región central de la Nebulosa de Orión tomada por el VISTA, centrada en las cuatro deslumbrantes estrellas del Trapecio. Se observa un rico cúmulo de estrellas jóvenes que es invisible en las imágenes captadas en luz visible. En el panel inferior derecho se muestra el sector de la nebulosa que se encuentra al norte del centro de la imagen superior. Se distinguen numerosas estrellas inmersas en nubes de polvo que sólo son captadas por la cámara del VISTA debido a que la luz infrarroja puede penetrar el polvo. Tambien se observan numerosos flujos de materia, chorros y otras interacciones originadas en las estrellas recientes, vistas en el resplandor infrarrojo del hidrógeno molecular: son las burbujas rojas mencionadas más arriba. El panel superior derecho presenta una región al oeste del centro donde la intensa luz ultravioleta del Trapecio modela curiosas formas en las nubes de gas. También se distingue una galaxia distante de canto que brilla a través de la nebulosa. Finalmente, en el panel inferior izquierdo se destaca una región al sur del centro de la toma del VISTA. Cada panel cubre un campo de unos nueve arcominutos de ancho.

Todas las características mencionadas son de gran interés para los astrónomos que estudian la formación y desarrollo de las estrellas. Fuente y más información: ESO.


Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace tres equinoccios, más de 14 mil tweets ilustran y amplían las 650 entradas publicadas en el blog desde entonces. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de mil.

Del.icio.us Menéame