viernes, mayo 02, 2008

Juegos solares en Paranal

El equipo del Observatorio Europeo del Sur —o European Southern Observatory (ESO)—, la mayor organización europea de astronomía, comparte imágenes imponentes de varios fenómenos solares, como el llamado destello verde —green flash— o azul —blue flash— y el "Gegenschein" o contraluz. Estos ejemplos muestran que el Very Large Telescope —o, traducido literalmente, Telescopio Muy Grande— del ESO, con sede en Paranal, es uno de los mejores observatorios del planeta.

La atmósfera de la Tierra es un prisma gigantesco que dispersa la radiación solar. En las condiciones atmosféricas más ideales, como las que se dan habitualmente sobre Cerro Paranal, se producen fenómenos como el destello verde o azul durante la puesta del Sol. El fenómeno es tan popular en el observatorio que ya es una tradición de los astrónomos reunirse todos los días en la plataforma del telescopio para observar la puesta del Sol y el posible resplandor verde, antes de comenzar la larga noche de observaciones.

El resplandor verde y azul son sucesos efímeros que sólo pueden observarse si se tiene una visión despejada de la puesta del Sol, además de una atmósfera muy estable. Estas condiciones son muy comunes en Paranal, un montaña de 2635 m de altura en el Desierto de Atacama, Chile, donde el cielo está despejado más de 300 días al año. Paranal es la sede del VTL del Observatorio Europeo del Sur, un conjunto de cuatro telescopios de 8,2 m y cuatro telescopios auxiliares de 1,8 m, los que combinados constituyen el telescopio óptico más avanzado del mundo.

El equipo del ESO ha estado persiguiendo resplandores verdes durante muchos años y pudo captarlos en bastantes ocasiones. "Lo más difícil es capturar el resplandor verde cuando todavía se ve el Sol con todos sus colores", dijo Stéphane Guisard.

Su colega Guillaume Blanchard es aún más afortunado. En las vísperas de navidad, cuando era uno de los pocos que continuaba la tradición de observar la puesta del Sol, se le dio la oportunidad de inmortalizar un resplandor azul con su telescopio personal. Capturó la imagen de arriba con una cámara digital incorporada a un telescopio de 480 mm de distancia focal. El azul tan intenso visto en la imagen, como los bordes púrpuras, no permiten dudar de la realidad del fenómeno. Advertencia: Mirar al Sol, especialmente con un equipo óptico —sea una cámara, un telescopio, un par de prismáticos, etc.— es muy peligroso y puede causar la ceguera inmediata. Nunca miren al Sol a menos que sepan exactamente lo que están haciendo.

A Yuri Beletsky, otro astrónomo del ESO, también le gusta tomar fotografías desde Paranal, pero prefiere las vistas nocturnas, aprovechando las condiciones únicas sobre el observatorio. En una de sus imágenes capturó otro de los muy interesantes fenómenos relacionados con el Sol: la denominada luz Zoodiacal y la Gegenschein, una palabra alemana que significa "contraluz".

En Paranal, el cielo es tan oscuro que el famoso y extremadamente difícil de observar Gegenschein puede verse en todo su esplendor: es una débil luminosidad del cielo nocturno en la región de la eclíptica directamente opuesta al Sol, causada por el reflejo de la radiación solar en el polvo interplanetario del Sistema Solar. En la imagen, el Gegenschein es la banda que corre en diagonal desde el borde superior izquierdo hacia el inferior derecho. La imagen fue obtenida por Yuri Beletsky en octubre de 2007 con una cámara digital equipada con una lente de gran ángulo de 10 mm, instalada sobre montura ecuatorial portable. Las condiciones metereológicas durante la observación fueron excelentes: la transparencia del cielo era casi perfecta, lo que le permitió a Yuri capturar detalles muy débiles del Gegenschein y revelar su estructura fina.

La luz zodiacal y el Gegenschein se producen porque el polvo interplanetario refleja la radiación solar. Son tan débiles que sólo son visibles en lugares sin polución lumínica. La mayor parte del polvo interplanetario se encuentra en la eclíptica, el plano por el cual los planetas se mueven alrededor del Sol y, por consiguiente, la luz zodiacal y el Gegenschein se ven en una región centrada en la eclíptica. Mientras que la luz zodiacal se ve en las cercanías del Sol, el Gegenschein se ve en la dirección opuesta al Sol.

Cada una de las pequeñas partículas de polvo, dejadas por cometas y asteroides, actúa como una pequeña luna al reflejar la luz que proviene de nuestra estrella principal. "Si alguien pudiera ver las partículas de polvo individuales, entonces vería las que están en el medio del Gegenschein como si fueran diminutas lunas llenas, mientras que las partículas ocultas en la parte débil de la banda de polvo se verían como minúsculas lunas en cuarto creciente", explicó Colin Snodgrass, otro astrónomo del ESO. "Pero ni siquiera el VLT puede ver a esas diminutas partículas de polvo en el espacio. En su lugar vemos el efecto combinado, como en la imagen de arriba, de millones de diminutas partículas de polvo reflejándonos la luz del Sol."

Vía EurekAlert! (enlaces en inglés). El copyright de las imágenes pertenece a los astrónomos mencionados.

Entrada relacionada: El rayo verde.

Del.icio.us Menéame