jueves, enero 10, 2013

Proyectiles en Orión


Numerosos proyectiles cósmicos perforan los arrabales de la Nebulosa de Orión, situada aproximadamente a 1500 años-luz de distancia, en este nítido primer plano en luz infrarroja (clic en la imagen para ampliarla a 900 x 900 píxeles o verla aún más grande).

Los proyectiles son disparados por la formación de estrellas masivas y muy energéticas. Son, en realidad, nubes de gas caliente y relativamente denso con un tamaño equivalente a diez veces la órbita de Plutón. En la imagen en falso color mostrada arriba son las estructuras vistas en tonos azules.

Brillan con la luz de los átomos de hierro ionizados y viajan a velocidades de cientos de kilómetros por segundo. Como el gas de hidrógeno de la nebulosa es calentado por el impacto, los rastros de color amarillo delatan la trayectoria de los proyectiles.

La Nebulosa de Orión por el Hubble. Son pocas las imágenes del cosmos que despiertan tanto la imaginación como la Nebulosa de Orión. El gas resplandeciente de la nebulosa rodea a las estrellas jóvenes y calientes situadas en el borde de una enorme nube molecular que se encuentra a sólo 1.500 años-luz de la Tierra. La nebulosa de Orión, conocida también como M42, ofrece una de las mejores oportunidades para estudiar cómo nacen las estrellas. No sólo porque es la región de formación estelar más grande y cercana, sino también porque las estrellas energéticas de la nebulosa expulsaron las oscuras nubes de gas y polvo que de otro modo obstaculizarían nuestra visión. En consecuencia, gozamos de una mirada profunda a un amplio rango de etapas en curso que abarca tanto la formación estelar como su posterior evolución (clic en la imagen para ampliarla). Leer la entrada completa.

En cuanto a las estelas de forma cónica, éstas tienen una longitud de casi 2 billones de kilómetros (la quinta parte de un año-luz).

La detallada imagen mostrada arriba se registró con el telescopio de 8,1 m Gemini Sur, instalado en Chile, al que recientemente se le instaló un sistema de óptica adaptativa (GeMS).

El nuevo dispositivo permite obtener un campo de visión más grande que con generaciones anteriores de la mencionada tecnología, pues utiliza cinco "estrellas guía" generadas por láser (ver la siguiente imagen) para compensar las perturbaciones causadas por la atmósfera terrestre.

Un láser apunta hacia el centro galáctico. ¿Por qué esta gente dirige un potente rayo láser en dirección del centro de la galaxia? Por suerte, esta acción no significa el comienzo de las hostilidades de una guerra galáctica. Por el contrario, los astrónomos del Very Large Telescope (VLT o Telescopio Muy Grande), instalado en Chile, intentan medir gracias al láser las distorsiones de una atmósfera que, como la de la Tierra, se encuentra en perpetuo movimiento. Al observar constantemente los átomos de sodio situados en una de las capas superiores de la atmósfera que son excitados por el láser —los cuales, en consecuencia, se muestran como una clase de estrella artificial—, los astrónomos pueden medir instantáneamente la evolución de la turbulencia atmosférica. Esta información se transmite entonces al espejo de uno de los telescopios que conforman el VLT, el que en consecuencia es apenas deformado para compensar la turbulencia. En el caso mostrado en la imagen, uno de los VLT observaba el centro de nuestra galaxia y, por lo tanto, era necesario conocer el estado de la turbulencia atmosférica en esa dirección (clic en la imagen para ampliarla). Leer la entrada completa.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 10 de enero de 2013. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen: el equipo del GeMS/GSAOI Gemini Observatory, AURA; tratamiento de imagen: Rodrigo Carrasco (Gemini Obs.), Travis Rector (Univ. Alaska Anchorage).

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace tres equinoccios, más de 10 mil tweets ilustran y amplían las 600 entradas publicadas en el blog desde entonces. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación?

Del.icio.us Menéame