domingo, mayo 18, 2008

¿Cómo se forma una estrella?

Una nueva ronda de La máquina de hacer preguntas. En esta ocasión es Katrina Cain, de Universe Today, la que responde a ¿Cómo se forma una estrella? (en inglés):

Una estrella se forma a partir de una nube de gas molecular denso y frío. La nube, para poder convertirse potencialmente en una estrella, necesita colapsar e incrementar su densidad.

Una estrella puede colapsar comúnmente de dos maneras: o colisiona con otra nube molecular densa o puede estar lo suficientemente cerca como para encontrarse con la presión causada por supernova gigante. Varias estrellas pueden nacer al mismo tiempo a partir de la colisión de dos galaxias. En ambos casos, se necesita calor para impulsar la reacción, que proviene de la gravedad mutua atrayendo todo el material hacia el interior.

Lo que ocurre a continuación depende del tamaño de la estrella recién nacida, la protoestrella. Las protoestrellas pequeñas nunca tendrán suficiente energía para convertirse en otra cosa que una enana marrón (piensen en un Júpiter muy masivo). Una enana marrón es un objeto subestelar que no puede mantener temperaturas lo suficientemente altas como para perpetuar la fusión del hidrógeno en helio. Desde el punto de vista técnico y por su composición química, algunas enanas marrones pueden ser llamadas estrellas, pero el resultado final es el mismo: se enfriarán lentamente durante miles de millones de años hasta alcanzar la temperatura de fondo del universo.

Según su tamaño, las protoestrellas medianas y grandes pueden seguir uno de dos caminos: si son más pequeñas que el Sol, experimentan una reacción en cadena protón-protón para convertir hidrógeno en helio. Si son más grandes que el Sol, experimentan un ciclo carbón-nitrógeno-oxígeno para convertir hidrógeno en helio. La diferencia es la cantidad de calor involucrado. El ciclo CNO se lleva a cabo a una temperatura mucho más alta que el ciclo de la cadena p-p.

Cualquiera sea el camino seguido, se forma una nueva estrella.

El ciclo de vida de una estrella depende de la velocidad con que consume su hidrógeno. Por ejemplo, las pequeñas estrellas enanas rojas pueden durar cientos de miles de millones de años, mientras que las supergigantes grandes consumen la mayor parte del hidrógeno en unos comparativamente pocos millones de años. Una vez que la estrella consume la mayor parte del hidrógeno alcanza la madurez. Así es cómo se forman las estrellas.

Continúa en ¿Cómo muere una estrella?

Entrada relacionada: La génesis caótica de los planetas.

Del.icio.us Menéame