lunes, enero 14, 2013

NGC 2170, una sublime naturaleza muerta


¿Se trata de una pintura o de una fotografía? En esta espléndida naturaleza muerta celeste realizada con ayuda de un pincel cósmico, la polvorienta nebulosa NGC 2170 brilla a la izquierda del centro de la composición (clic en la imagen para ampliarla a 950 x 630 píxeles o verla aún más grande).

NGC 2170 (ver la siguiente imagen) refleja suavemente la luz de estrellas calientes cercanas y no es la única del campo, pues la acompañan otras nebulosas de reflexión azuladas, una región roja de emisión, numerosas nebulosas de absorción oscuras, todas reveladas sobre un fondo de estrellas multicolores.

Estrellas, polvo y nebulosas en NGC 2170. Cuando las estrellas se forman, reina el caos. Un caso típico es la región de formación estelar NGC 2170. En la imagen se reconocen nebulosas rojas de emisión constituidas de hidrógeno, nebulosas azules de reflexión compuestas por polvo que también forma las oscuras nebulosas de absorción y, además, las estrellas que se originaron de ellas. Las primeras estrellas masivas que se formaron a partir de un gas muy denso emitieron no sólo una radiación extraordinariamente energética sino también potentes vientos estelares que erosionaron, fragmentaron y modelaron el lugar que las vio nacer. Y luego las estrellas terminaron por estallar. El marasmo que resulta de todo eso suele tener un aspecto tan seductor como complejo. Después de varias decenas de millones de años, el polvo se evapora, el gas es expulsado y todo lo que queda es un cúmulo abierto de estrellas (clic en la imagen para ampliarla). Más información (en inglés).

Al igual que los objetos cotidianos que los pintores de naturalezas muertas suelen elegir para sus composiciones, las nubes de gas, polvo y estrellas calientes de esta fotografía también se hallan con frecuencia en este escenario: una nube molecular masiva que forma estrellas en la constelación del Unicornio (Monoceros en latín).

Mon R2, pues de esa nube molecular gigante se trata, está increíblemente cerca de la Tierra, estimándose la separación en sólo unos 2400 años-luz. A esa distancia, el lienzo



sobrepasaría los 40 años-luz de longitud.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 14 de enero de 2013. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen y copyright: Ignacio Díaz Bobillo.

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace tres equinoccios, más de 13 mil tweets ilustran y amplían las 650 entradas publicadas en el blog desde entonces. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de mil.

Del.icio.us Menéame