domingo, diciembre 11, 2011

A la búsqueda de meteoritos en la Antártida


¿Cuál es el mejor lugar de la Tierra para encontrar meteoritos? (Clic en la imagen para ampliarla a 900 x 600 píxeles o verla aún más grande.)

Aunque los meteoros caen en todo el mundo (ver la imagen al pie), por lo general se hunden en el fondo de los océanos, los desplazamientos del suelo los entierran, o los confundimos fácilmente con rocas terrestres.

Sin embargo, en uno de los confines de la Tierra, precisamente en la Antártida Occidental, hay extensas capas de hielo azul que permanecen puras e inalteradas.

Al cruzar dichas placas, una roca oscura llamará la atención de inmediato (en la imagen de la derecha). Esas rocas tienen una gran probabilidad de ser verdaderos meteoritos, esto es, pedazos de otro mundo.

Una explosión o un impacto puede haberlos catapultado desde la Luna, Marte o incluso un asteroide, lo que nos proporciona una valiosa información acerca de estos mundos distantes y sobre el Sistema Solar primigenio.

Pequeños equipos de exploradores a bordo de motonieves encontraron miles hasta ahora. En la imagen de hoy, unos exploradores buscan meteoritos en la nieve de un campo de 25 km situado al frente del Macizo Otway en los Montes Transantárticos durante el verano antártico de 1995-1996.

En esta semana se cumple el centésimo aniversario de la primera vez que el ser humano llegó al Polo Sur de nuestro planeta.

Asteroides a la distancia. Todos los días rocas provenientes del espacio golpean nuestro planeta. Sin embargo, la frecuencia de estos impactos es inversamente proporcional a la masa de los objetos involucrados. Muchos kilogramos de polvo espacial llegan diariamente a la Tierra. Pedazos un poco más grandes se ven inicialmente como brillantes meteoros. Piedras del tamaño de una pelota de béisbol y bolas de hielo cruzan nuestra atmósfera cada día, la mayor parte de las cuales se evaporan con mucha rapidez y dejan un breve rastro de luz. Los objetos con un tamaño cercano a los cien metros, que por término medio impactan contra la Tierra cada mil años, representan un verdadero peligro. Un objeto de este tamaño podría generar enormes olas (tsunamis) si cayera en el océano, con lo que podría llegar a devastar costas alejadas. Una colisión con un asteroide aún más masivo, con un diámetro superior al kilómetro, es algo más raro: este tipo de acontecimiento se produce típicamente cada muchos millones de años, pero las consecuencias del impacto podrían afectar a todo el planeta (clic en la imagen para ampliarla). Leer la entrada completa.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 11 de diciembre de 2011. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen y copyright: Ralph P. Harvey (CWRU), Antarctic Search for Meteorites Program, NASA, NSF.

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear en marzo de 2011, más de 3500 tuits ilustran y amplían las 200 entradas publicadas en el blog desde entonces. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación?

2 Sofismas:

El dom. dic. 11, 01:37:00 p.m. 2011, Blogger Ricarduzz escribió...

Muy interesante reseña. El otro día hablaba con unos colegas justo de esto mismo, de que en la Antártida queda muchisimo por ver, algo en lo que no pensamos seriamente.

Saludos.

 
El dom. dic. 11, 07:10:00 p.m. 2011, Blogger el sofista escribió...

Muchas gracias. Sí, la Antártida es el continente olvidado. Pero justamente porque no ha sido explotado económicamente como los otros, sería conveniente dejarlo así, para que pueda ser explorado e investigado a fondo. Sostener el Tratado Antártico es una buena política de estado.

Saludos y hasta la próxima.

 

Publicar un comentario

<< Home