martes, agosto 11, 2009

En el interior del Cráter Barringer


¿Qué pasa cuando un meteoro golpea el suelo? Habitualmente no mucho, ya que la mayoría de los meteoros son pequeños y dejan marcas que se erosionan rápidamente. Sin embargo, hace 50 mil años un gran meteoro creó el cráter meteorítico Barringer, en el estado norteamericano de Arizona. La cuenca de impacto correspondiente, también conocida como el Cráter del Meteoro, se extiende por más de un kilómetro. En la imagen mostrada arriba (clic en la imagen para ampliarla a 900 x 600 píxeles o verla aún más grande), un grupo de turistas contempla el interior del Cráter Barringer a principios de 2008. Este cráter fue la primera estructura geológica terrestre en ser reconocida, en 1920, como un cráter de impacto. En la actualidad se han identificado más de 100. Un modelo informático permitió determinar que una parte del meteoro que impactó en el Cañón del Diablo se fundió durante el choque que creó el cráter Barringer.


Un video que muestra lo que pasa cuando una bolita de metal impacta sobre agua o arena, un proceso que ilustra la formación un cráter meteorítico (hablada en inglés).

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 11 de agosto de 2009. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Créditos y copyright: Tony Rowell (en inglés).

Del.icio.us Menéame

2 Sofismas:

El mié. ago. 12, 02:54:00 a. m. 2009, Blogger Patricia Miranda escribió...

ja! no se usted pero yo magnana en la noche me voy a la montagna a ver los meteoritos!!! ya te contare que tal me fue amigo sofista! ah los binoculares no tienen mucho alcance, apenas 7X50!! pero puedo a ver la luna mas cerquita y bien brillante! con los crateres y todo! jajaja es maravilloso!!!
un abrazo!

 
El mié. ago. 12, 06:14:00 p. m. 2009, Blogger el sofista escribió...

7x50 está muy bien para empezar. Las Perseidas son un espectáculo del hemisferio norte, así que me lo pierdo. No te olvides de Saturno, si es que está visible por allá —aquí está todavía arriba del horizonte al anochecer, pero no por mucho tiempo más—, ya que en estos días no se le ven los anillos, una vista muy poco frecuente.

Suerte!

 

Publicar un comentario

<< Home