sábado, abril 11, 2009

El cuadro completo

Es hermoso contemplar en las imágenes telescópicas y de cámaras CCD las intrincadas y resplandecientes nebulosas que brillan en el cielo nocturno de nuestro planeta:

(clic en cada una de las imágenes para ampliarlas). Sin embargo, como son tenues e invisibles a simple vista, se hace difícil apreciar su ubicación relativa en el cielo y la extensión del firmamento que ocupan. Ahora miren esta llamativa imagen compuesta de una gran zona del cielo septentrional visible durante el invierno:

Este mosaico, obtenido luego de 40 horas de exposición, nos muestra en primer plano una casa de los suburbios de Boston, EE.UU., y sobre ella la Súper Burbuja de Orión-Erídano, una región del cielo muy rica en nebulosas. En la imagen se distinguen nebulosas que por lo general se ven aisladas, como la Gran Nebulosa de Orión, la Nebulosa Roseta, la Nebulosa de la Gaviota, la Nebulosa California y el Bucle de Barnard. La muy conocida constelación de Orión se encuentra exactamente sobre la casa —siguiendo la línea de la chimenea—. Sirio, la estrella más brillante del cielo terrestre, está a la izquierda del techo, y el Cúmulo de las Pléyades, fácilmente reconocible, sobre el árbol de la derecha. Por si se les dificulta el reconocimiento de las constelaciones, en la siguiente imagen están esquematizadas:

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 11 de abril de 2009. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito y copyright: Dennis di Cicco (TWAN) y Sean Walker, Skyandtelescope.com (en inglés).

(*) Esto no quiere decir que la noche dure 40 horas en Boston, lo que sería un absurdo. La imagen final —la mostrada en segundo lugar— es una composición y un montaje de distintas tomas realizadas en varias noches —una noche fotografiaron la Nebulosa de Orión, más tarde u otra noche la de la Gaviota y así sucesivamente hasta completar la tarea—. Cuando se suman los tiempos de exposición de todas las tomas se llega a las 40 horas mencionadas.

Entrada relacionada: Ciencia y belleza.

2 Sofismas:

El vie. abr. 17, 07:43:00 p.m. 2009, Anonymous otama escribió...

¿Y no sería más correcto poner como dato de exposición la foto más larga?

¡Es como si para medir la distancia que recorre un coche sumaras cuánto avanza cada una de las ruedas!

 
El vie. abr. 17, 10:15:00 p.m. 2009, Blogger el sofista escribió...

A mí me parece que está bien. No me parece mal que pongan el tiempo total de exposición, ya que la imagen de campo profundo es un mosaico armado con distintas fotografías que por fuerza —limitación de equipos— tuvieron que ser tomadas una después de la otra. Luego se unieron digitalmente.

La comparación con las ruedas del auto sería pertinente si sólo se moviera una rueda por vez y no las cuatro simultáneamente, porque en la imagen de arriba se usó una única cámara secuencialmente pero no cuatro cámaras al mismo tiempo. Pensá que nadie tiene cuatro telescopios iguales, ya que los vendería y compraría uno mejor.

Es como si alguien hiciera un viaje largo al que se ve forzado a dividir en etapas: si le preguntaran cuanto duró el viaje seguramente le responderá con el tiempo que le tomó llegar a destino, no con el tiempo insumido en recorrer la etapa más larga.

 

Publicar un comentario

<< Home