jueves, febrero 21, 2013

Un remolcador gravitacional de asteroides


¿Cómo se podría desviar un asteroide cuya trayectoria amenazara directamente a la Tierra? (Clic en la imagen para ampliarla a 950 x 610 píxeles, máxima resolución disponible.)

Una posible respuesta a este problema se ilustra en la espectacular escena artística mostrada arriba. Representa una nave espacial de gran masa que utiliza la gravedad como un cable de remolque, es decir, se trata de un remolcador o tractor gravitacional.

En el escenario especulativo desarrollado en 2005 por Edward Lu y Stanley Love del Centro Espacial Johnson de la NASA, una nave espacial eléctrico-nuclear de 20 toneladas remolca un asteroide de 200 metros de diámetro por el simple recurso de colocarse a su lado.

Los propulsores iónicos de la nave forman un ángulo tal que se alejan de la superficie del asteroide. El empuje constante (en la imagen de la derecha) alteraría de manera gradual y predecible la trayectoria común de la nave y el asteroide como resultado de la mutua atracción gravitatoria.

Si bien este proyecto podría ser visto como pura ciencia ficción, los propulsores iónicos son ya una realidad (ver la imagen al pie de la entrada). La gran ventaja de la tracción gravitacional surge del hecho de que el efecto se produce independientemente de la estructura del asteroide o las propiedades de su superficie.

Dado un tiempo de aviso razonable, un remolcador gravitacional podría desviar convenientemente la trayectoria de un asteroide que amenazara chocar con la Tierra.

Prueba de potencia del sistema de propulsión iónica de la nave espacial Deep Space 1 (clic en la imagen para ampliarla). Más información (en inglés).

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 21 de febrero de 2013. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la ilustración y derechos de autor: Dan Durda (FIAAA, B612 Foundation).

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace tres equinoccios, más de 15 mil tweets ilustran y amplían las 700 entradas publicadas en el blog desde entonces. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de mil.

Del.icio.us Menéame