domingo, marzo 30, 2014

La luna Io en colores verdaderos


La luna más extraña del Sistema Solar es de color amarillo brillante (clic en la imagen para ampliarla a 960 x 960 píxeles o verla aún más grande).

Esta imagen muestra Io en "colores reales", es decir, los colores que un ser humano común y corriente percibiría al mirar la luna. La fotografía fue tomada en julio de 1999 por la sonda Galileo, que entró en órbita del sistema joviano en 1995 y terminó su misión en 2003 al adentrarse en la atmósfera de Júpiter.

Los colores de Io proceden del azufre y de rocas silicatadas fundidas.

La atípica superficie de Io se mantiene muy joven debido al sistema de volcanes activos que posee la luna (en la imagen de la derecha). La intensa marea gravitacional de Júpiter estira Io y reduce las oscilaciones provocadas por las otras lunas galileanas de Júpiter (*).

La fricción resultante calienta en gran medida el interior de Io y hace que la roca fundida explote en dirección a la superficie.

Los volcanes de Io son tan activos que están sacando todo el material del interior del satélite a la superficie. Parte de la lava volcánica de Io está tan caliente que brilla en la oscuridad.



Una película (5:25 m) con las imágenes más representativas y espectaculares de Io tomadas por las sondas Voyager, Galileo y New Horizons, acompañada con textos explicativos (en inglés) que, además, presentan los datos conocidos hasta la fecha sobre la luna más rara de Júpiter.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 30 de marzo de 2014. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen: Galileo Project, JPL, NASA.

(*) La imagen de la derecha (clic en la imagen para ampliarla) es una composición formada con las fotografías clásicas de los miembros de una de las familias más prominentes del Sistema Solar: Júpiter y sus cuatro grandes lunas galileanas. De arriba abajo, las lunas son Io, Europa, Ganímedes y Calisto, ordenadas según su distancia a Júpiter. Las lunas galileanas son en realidad cuerpos enormes para su clase que acompañan al planeta más grande del Sistema Solar. Europa, la más pequeña de este grupo, tiene el tamaño de nuestra Luna, mientras que Ganímedes es el satélite más grande del Sistema Solar. De hecho Ganímedes, con un diámetro de 5 mil km, supera el tamaño de Mercurio y Plutón. La Gran Mancha Roja, que aparece en el borde de Júpiter, es un sistema de tormentas parecido a un huracán que ha persistido por más de 300 años y es tan grande que un cuerpo del tamaño entre dos y tres veces el de la Tierra podría caber dentro de ella. La imagen de Calisto fue tomada durante el sobrevuelo de 1979 de la sonda Voyager, mientras que las otras fotografías pertenecen a la misión Cassini. Más información (en inglés).

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace seis equinoccios, unos 22 mil tweets ilustran y amplían las más de 1000 entradas publicadas en el blog desde entonces. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de mil ochocientos.

1 Sofismas:

El mié. mar. 08, 06:11:00 a.m. 2017, Anonymous voyance gratuite par mail rapide escribió...

Mis mejores felicitaciones en su sitio maravilloso! Perfecto !!!

 

Publicar un comentario

<< Home