sábado, diciembre 17, 2011

El cometa Lovejoy sobrevive a un vuelo rasante


Como la mayoría de los cometas rasantes del Sol, los especialistas no esperaban que el cometa Lovejoy (C/2011 W3) sobreviviera a su reciente pasaje cercano al Sol (clic en la imagen para ampliarla a 900 x 633 píxeles o verla aún más grande).

No obstante, el cometa sobrevivió. Esta imagen, tomada el 16 de diciembre último por el coronógrafo LASCO C3 a bordo del satélite SOHO, un observatorio permanente del Sol, permite identificar, por una parte, los restos de la cola que el cometa poseía antes del máximo acercamiento al Sol (en la elipse negra de la izquierda) y, por el otro, la brillante cabellera o coma que surge del resplandor solar después de haber pasado por detrás de la estrella.

El círculo blanco indica la posición del Sol, situado detrás de un disco de ocultación que bloquea la luz enceguecedora emitida por el astro. La coma del cometa Lovejoy, aunque separada de la cola, sigue siendo tan brillante que satura los píxeles de la cámara, lo que causa las rayas horizontales observadas a la derecha de la imagen.

Si se toman en cuenta las características orbitales de los cometas rasantes, todo indica que pertenecen a la familia cometaria Kreutz (ver la siguiente imagen), cuyo origen se debe a las sucesivas particiones de un gran cometa que pasó extremadamente cerca del Sol en el siglo XII.

Un cometa rasante del Sol. El Sol destruyó este cometa. El 23 de diciembre de 1996, el coronógrafo espectrométrico de gran ángulo (LASCO, por su sigla en idioma inglés), a bordo del observatorio solar SOHO, registró el momento en que este cometa rasante del Sol trazaba un arco hacia su ardiente destino. El instrumento LASCO usa un disco de ocultación, parte del cual se ve abajo a la derecha, con el que bloquea el brillo enceguecedor del Sol. Esta maniobra le permite captar imágenes de la región interior de la corona, relativamente tenue, de unos 8 millones de kilómetros de extensión. La imagen (orientada verticalmente) capta el momento en que la coma del cometa se introduce en la brillante región del viento solar ecuatorial. Los puntos y los defectos de la imagen son estrellas de fondo o marcas causadas por partículas cargadas en la cámara. Por medio del SOHO, posicionado en el espacio para observar de manera continua al Sol, se han descubierto más de 1500 cometas, entre los cuales hay numerosos cometas rasantes del Sol. Al acercarse tanto al Sol, estos visitantes se ven sujetos a fuerzas de marea muy destructivas y al intenso calor de la estrella. Este cometa, conocido como SOHO 6, no sobrevivió al vuelo rasante del Sol (clic en la imagen para ampliarla). Leer la entrada completa.

La mayor parte de estos cometas se han descubierto con las cámaras del SOHO, pero no es el caso de C/2011 W3. Su descubridor es Terry Lovejoy, un astrónomo aficionado australiano, que lo detectó desde un observatorio terrestre.

Las últimas estimaciones indican que el sobrevuelo se realizó a 120 mil kilómetros sobre la superficie del Sol y el hecho de haber sobrevivido al cerrado pasaje por el perihelio indica que el cometa posee un núcleo que supera seguramente los 100 metros de longitud.

En esta página se encuentra una selección de espectaculares videos registrados por el Observatorio de Dinámica Solar o SDO (por las iniciales de Solar Dynamics Observatory).




La balada del Lovejoy, el cometa que sobrevivió. Un video en el que se reúnen los acontecimientos relacionados con el cometa Lovejoy, desde su atípico descubrimiento, el estudio de su acercamiento al Sol, las imágenes de su inmersión en la corona solar a unos dos millones de kilómetros por hora para finalmente emerger, ante la incredulidad general, del otro lado del Sol, con el núcleo aparentemente intacto aunque sin cola. De todas maneras, el cometa parece estar generando una nueva cola. El cometa Lovejoy despertó un gran entusiasmo tanto en medios científicos como en las redes sociales y la rápida disponibilidad de los datos satelitales permitió la generación y distribución de numerosos videos que permitieron aumentar aún más la repercusión social del evento. En este sentido ha sido una experiencia muy interesante. Pero la historia del cometa Lovejoy todavía no ha terminado: se estima que en los próximos días podrá observarse por medio de telescopios y binoculares y, quizás, si hay (mucha) suerte, a simple vista. Quedan todos invitados: la cita es en el hemisferio sur, al amanecer. Crédito del video (en inglés).

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 17 de diciembre de 2011. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito: LASCO, SOHO Consortium, NRL, ESA, NASA.

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear en marzo de 2011, más de 3600 tuits ilustran y amplían las 250 entradas publicadas en el blog desde entonces. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación?

2 Sofismas:

El dom. dic. 18, 01:48:00 a.m. 2011, Blogger Yav Mar Kyn escribió...

Precisamente en estos días he estado muy interesado y leido sobre cometas, pero no he hallado lo que busco: cuáles y cuándo veremos grandes cometas a simple vista?

P.D.: no dejo de leer tu blog, es de lo mejor. Felicitaciones y gracias por proporcionarnos conocimiento y entretenimiento.
Yav Mar Kyn jmqplus@gmail.com

 
El dom. dic. 18, 05:34:00 p.m. 2011, Blogger el sofista escribió...

Hola Yav:

El agradecido soy yo :)

Los cometas suelen tener comportamientos imprevisibles, así que las predicciones sobre el brillo de un cometa en particular suelen fallar, y a veces por mucho, tal como el caso del Halley en los '80 o de otros que pasaron en fechas más recientes. Casi todos fueron menos luminosos de lo previsto.

Incluso, dada la polución lumínica actual, para ver un cometa a simple vista es necesario que éste sea excepcionalmente brillante (o vivir en una localidad muy oscura, que es menos probable aún).

Así que la respuesta a tu pregunta es: no lo sé. Podría aparecer un comenta muy luminoso en cualquier momento o bien ninguno.

Ahora bien, respecto al cometa Lovejoy, es difícil que este cometa pueda ser visible a simple vista. No es imposible, pero hay pocas probabilidades de que ocurra. Yo voy a intentar verlo con binoculares durante esta semana, pero también es una empresa difícil. Sin embargo, es posible observarlo con telescopios, incluso ya lo han podido fotografiar con equipos relativamente medianos.

Habrá que esperar y ver qué ocurre en estos días, ya que el cometa podría partirse y arruinarnos la fiesta.

En @astrosofista (la cuenta de Twitter) publiqué una buena cantidad de enlaces a notas y videos sobre el Lovejoy —tanto el jueves como el viernes pasado—. Seguiré publicando novedades y actualizaciones en esa cuenta.

Nuevamente gracias y saludos desde la sureña Buenos Aires.

 

Publicar un comentario

<< Home