viernes, octubre 24, 2008

El fantástico cometa Holmes

Hace un año, el cometa 17P/Holmes asombraba a los astrónomos profesionales y amateurs del mundo entero:

(clic en la imagen para ampliarla, o verla mucho más grande). Un estallido sorpresivo y veloz convirtió a un débil cometa, que de manera discreta giraba alrededor del Sol en un período de unos 7 años, en un cometa visible a simple vista que rivalizaba con las estrellas más brillantes de la constelación de Perseo. Su gran contorno desprovisto de cola, tal como se aprecia en esta panorámica tomada el 11 de noviembre de 2007, se hizo muy popular entre los astrónomos que intentaban desentrañar el misterio que envolvía el estallido sorpresivo del cometa. Sin embargo, el Cometa Holmes tenía una tenue cola de iones que fue vista separarse de la brillante coma o cabellera. En la imagen de hoy, la cola desconectada crea la ilusión de una nebulosa de reflexión. Aparece como una débil bruma azulada hacia la derecha de la imagen, sobre un fondo de estrellas en el Cúmulo abierto de Alpha Persei.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 24 de octubre de 2008. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito y copyright: Tony Cook (enlaces en inglés).


Las nuevas aventuras del cometa Holmes

Una bonita cola iónica de color azul se hace visible en esta imagen telescópica del Cometa Holmes:

(clic en la imagen para ampliarla, o verla mucho más grande). La cola iónica del cometa, que normalmente apunta hacia el lado opuesto del Sol y del planeta Tierra, aparece muy acortada en razón del ángulo cerrado de visión que tenemos del fenómeno. No obstante, los entusiasmados observadores de cometas comentaron que en conjunto la apariencia compacta pero tentacular del cometa le daba falsos aires de medusa o calamar cósmico. Esta formidable vista de la cabellera verdosa del cometa y de su cola azulada se tomó el 4 de noviembre e 2007, cerca de Budapest, la capital de Hungría. Los colores se deben a la presencia de moléculas en el tenue gas — como C2, para el verde, y CO+, para el azul—, que se vuelven fluorescentes bajo el efecto de la radiación solar. La fotografía espectacular del recuadro, realizada cuatro después desde L'Aquila, en Italia, muestra el desprendimiento de la cola iónica del cometa. Vía APOD (enlaces en inglés).


Una composición de imágenes que muestra la evolución de la coma y la cola del Cometa Holmes durante tres meses (del 25 de octubre 2007 al 30 de enero de 2008):

(clic en la imagen para ampliarla, o verla mucho más grande). Debido a que la Tierra —nuestro punto de vista— se mueve, el cometa Holmes, situado más allá de la órbita de Marte, se veía en noviembre de 2007 casi de frente y luego fue mostrándose cada vez más de costado. Además, el movimiento del cometa, combinado con la perspectiva cambiante de la Tierra, ha causado el desplazamiento del cometa respecto del fondo (fijo) de estrellas. La trayectoria curvada del cometa Holmes pone de manifiesto que éste sigue en realidad un movimiento aparentemente retrógrado —o en sentido horario— visto desde la Tierra, puesto que nuestro planeta, situado mucho más cerca del Sol, recorre su órbita mucho más rápidamente —por la tercera ley de Kepler—. La amplitud de su cabellera hacía que en el momento de la fotografía el cometa Holmes fuera un objeto cinco veces mayor que el Sol. Vía APOD (enlaces en inglés).

Del.icio.us Menéame