lunes, marzo 07, 2011

Una erupción solar filmada por el SDO




De todos los espectáculos que nos puede brindar el Sol, las erupciones están sin duda alguna entre los más grandiosos.

Hace dos semanas, el SDO, un satélite de la NASA en órbita solar, registró una erupción especialmente impresionante, en la que una protuberancia gigantesca se elevaba desde la superficie del Sol. La explosión fue captada en el ultravioleta como muestra este video que describe en algunos segundos un acontecimiento que en realidad se extendió durante 90 minutos, ya que el SDO obtenía una imagen cada 24 segundos. Para dar una idea de la escala, toda la Tierra cabría fácilmente entre el arco de gas caliente y la superficie del Sol.

Filamentos y protuberancias solares. Los filamentos y las protuberancias son partes del mismo fenómeno, pero se ven más brillantes u oscuros según sea el fondo de la imagen. Esta fotografía es muy ilustrativa al respecto. Es una fotografía en H-alfa y en ella se distinguen filamentos que como hilos oscuros recorren la superficie del Sol. También se observa, hacia la derecha, algunas protuberancias más brillantes sobresaliendo del limbo solar. En el recuadro se revela que es el mismo objeto el que aparece simultáneamente bajo la apariencia de un filamento y una protuberancia. La parte en la superficie del Sol es oscura (un filamento), mientras que la parte que se extiende más allá del limbo es más brillante que el espacio vacío detrás suyo (una protuberancia). Como puede verse, es el mismo objeto y la única diferencia es cómo el objeto se percibe en comparación con aquello que constituye el fondo de la fotografía (clic en la imagen para ampliarla). Más información (en inglés).

Se piensa que el campo magnético del Sol canaliza las protuberancias solares que pueden terminar en erupción y a veces las sostiene por encima de la superficie. Una protuberancia quiescente —es decir, que está quieta pudiendo tener movimiento propio— puede estar suspendida típicamente alrededor de un mes antes de evolucionar eventualmente en una eyección de masa coronal, un acontecimiento por el cual el Sol expulsa inmensas cantidades de gas caliente ionizado al Sistema Solar.

Si bien es objeto de intensas investigaciones, aún no se conoce con precisión el mecanismo energético que conduce a la formación de las protuberancias. Los investigadores esperan que a medida que el Sol avanza hacia el Máximo Solar, al que llegaría en los próximos dos años, se producirá un claro fortalecimiento en la actividad solar en general y las protuberancias eruptivas en particular.

Un ciclo solar completo. Un ciclo solar se debe a los cambios producidos en el campo magnético del Sol y varía desde el máximo solar, que es cuando son más frecuentes las manchas solares, las eyecciones de masa de la corona y las fulguraciones, al mínimo solar, cuando esa actividad es relativamente poco frecuente. Los últimos mínimos solares sucedieron en 1996 y 2007, mientras que el último máximo solar fue en 2001. La imagen es una composición de tomas del observatorio solar SOHO en el ultravioleta extremo de cada año del último ciclo solar. Más información (en inglés).

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 7 de marzo de 2011. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito: NASA / Goddard / SDO AIA Team.

Del.icio.us Menéame