jueves, octubre 15, 2009

Un bólido sobre Groningen

El brillante bólido registrado en esta fotografía fue un visitante inesperado que el martes pasado se hizo presente en el cielo vespertino de la ciudad de Groningen (Groninga):

(clic en la imagen para ampliarla a 800 x 600 píxeles). En efecto, por cuanto el meteoro o estrella fugaz fue tan brillante como la Luna Llena, a eso de las 17:00 UT hubo numerosos informes de avistamiento en Holanda y Alemania. Los asombrados espectadores vieron cómo el meteoro se rompió en pedazos muy brillantes mientras se oían estampidos supersónicos y ruidos sordos. Luego sólo quedó una persistente estela parecida al humo. Si bien esta clase de fenómenos se produce a diario en la atmósfera de la Tierra, poca gente los ve, ya que es más frecuente que los bólidos brillantes aparezcan sobre los océanos o áreas deshabitadas (*).

El 10 de agosto de 1972 un meteoro procedente del espacio y con un brillo fuera de lo común rebotaba contra la atmósfera terrestre, tal como una piedra plana puede rebotar contra la superficie de un estanque. Este impresionante fenómeno duró varios segundos y fue visible en pleno día desde el estado norteamericano de Utah hasta la provincia canadiense de Alberta. En la imagen, el bólido pasa como un rayo sobre los Montes Teton (clic en la imagen para ampliarla). Leer la entrada completa, que además incluye una filmación casual del pasaje del meteoro.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 15 de octubre de 2009. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito y copyright: Robert Mikaelyan (en inglés).

(*) Esto no significa, claro está, que los bólidos eviten el cielo de los lugares poblados, sino que como los océanos cubren aproximadamente el 70 por ciento de la superficie del planeta y en esas áreas hay muy pocos seres humanos, la mayor parte de los meteoros entran en la atmósfera de la Tierra sin que nadie los note.

Del.icio.us Menéame