jueves, noviembre 17, 2011

De las Pléyades a las Híades


Esta vista cósmica se extiende casi 20 grados a través de la constelación del Toro (Taurus en latín), de mítica mansedumbre (clic en la imagen para ampliarla a 1232 x 600 píxeles o verla aún más grande).

Comienza en las Pléyades y finaliza en las Híades, dos de los cúmulos estelares mejor conocidos del cielo de nuestro planeta.

El bonito cúmulo estelar de las Pléyades, situado a unos 400 años-luz de distancia, se distingue hacia la izquierda. En una escena muy conocida para los observadores del cielo, las estrellas del cúmulo resplandecen a través de las nubes de polvo que dispersan luz estelar en característicos tonos azulados:

(clic en la imagen para ampliarla). El otro cúmulo, el de las Híades, visto a la derecha de la panorámica, se reconoce por su forma en "V" y parece estar más extendido en comparación con el cúmulo de las Pléyades, una agrupación estelar más compacta. También se encuentra mucho más cerca, a 150 años-luz de distancia:

(clic en la imagen para ampliarla). A primera vista las estrellas del cúmulo de las Híades parecen estar retenidas por la brillante Aldebarán, una estrella gigante roja con una apariencia amarillenta. Sin embargo, en realidad Aldebarán se halla a sólo 65 años-luz de nosotros y únicamente por casualidad se encuentra en la línea de visión de dicho cúmulo.

También son evidentes las tenues de nubes de polvo situadas cerca del borde de la Nube Molecular de Tauro y dispersas por esta notable composición formada por 12 tomas.

La gran amplitud del campo de visión permite incluir en la imagen a T Tauri, una estrella en su juventud, y la Nebulosa Variable de Hind, que en el cielo de la Tierra se encuentran aproximadamente a cuatro grados a la izquierda de Aldebarán.

T Tauri y la Nebulosa Variable de Hind. La estrella amarillenta cerca del centro de la imagen es T Tauri, prototipo de una clase muy conocida de estrellas variables. En sus inmediaciones se encuentra una nube cósmica de polvo amarillenta conocida como la Nebulosa Variable de Hind (NGC 1555). Ambas están situadas a más de 400 años-luz de distancia, en el borde de una nube molecular. Se ha observado que el brillo de la estrella y la nebulosa varía significativamente, pero no necesariamente al mismo ritmo, un hecho que añade misterio a una región ya llena de intriga. Se considera por lo general que las estrellas de la clase T Tauri son similares al Sol pero muy jóvenes: cuentan con sólo algunos millones de años y se encuentran todavía en las primeras fases de su formación. Para complicar un poco más el cuadro, observaciones en infrarrojo indican que la propia estrella T Tauri forma parte de un sistema múltiple y sugieren que la Nebulosa de Hind asociada podría contener un objeto estelar muy joven (clic en la imagen para ampliarla). Leer la entrada completa.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 17 de noviembre de 2011. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen y copyright: Rogelio Bernal Andreo.

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear en marzo de 2011, más de 3000 tuits ilustran y amplían las 200 entradas publicadas en el blog desde entonces. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación?

Del.icio.us Menéame