sábado, octubre 03, 2015

Luna de sangre azul


Esta imagen telescópica, captada cuando finalizaba septiembre, muestra la Luna de la Cosecha inmersa totalmente en la sombra umbral de la Tierra, en el comienzo de la fase de totalidad (clic en la imagen para ampliarla a 1024 x 682 píxeles o verla aún más grande).

Se trató del último eclipse de una tétrada, es decir, de una serie de cuatro eclipses totales consecutivos de la Luna. Cuando la Luna se hallaba cerca del perigeo, el color del eclipse era de un rojo anaranjado bastante sanguíneo, debido a la reflexión sobre la superficie lunar de la luz filtrada y refractada por la atmósfera inferior de la Tierra.

Ahora bien, lo que en la Tierra es un eclipse total de Luna, desde la perspectiva lunar es un eclipse solar. De modo que desde la superficie de la Luna todos los amaneceres y puestas de sol del mundo parecen encender la circunferencia del disco de la Tierra (ver la imagen al pie de la entrada).

Pero cerca del borde de la sombra, el limbo de la Luna eclipsada revela un inconfundible tinte azulado.

El color azul también se origina en un filtro de la atmósfera, pero que proviene de una zona mucho más alta que el anterior, ya que es obra de la capa de ozono. La capa de ozono opera de manera contraria a la atmósfera, ya que dispersa la parte roja del espectro de luz y difunde las longitudes de onda azules.

Un eclipse solar desde la Luna. Si en vez de observar un eclipse total de Luna desde la Tierra, pudieran verlo desde la cara que nuestro satélite siempre nos presenta, entonces verían el mismo acontecimiento pero como un eclipse del Sol, esto es, cuando el disco de nuestro planeta bloquea por completo el Sol. En esta imagen recortada, la artista Hana Gartstein ilustró el acontecimiento: alrededor de una imagen de la Tierra tomada por la Apollo 17 dibujó una gruesa capa de bruma de tintes rojizos. Algunos rayos de luz solar se filtran a través de la polvorienta atmósfera del planeta. El lado nocturno de la Tierra todavía es visible, aunque tenuemente, ya que se encuentra iluminado por la oscurecida y enrojecida Luna. Sin embargo, el disco de la Tierra aparecería en el cielo de la Luna casi cuatro veces más grande que el del Sol, de formal tal que la sutil corona que rodea el Sol sería casi invisible. En la parte superior izquierda es el Sol el que desaparece detrás del limbo terrestre (clic en la imagen para ampliarla). Más información (en inglés).

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 3 de octubre de 2015. Esta página ofrece todos los días una imagen, fotografía o video del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen y derechos de autor: Dominique Dierick.

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace nueve equinoccios, unos 45 mil tweets ilustran y amplían las más de 4300 entradas publicadas en el blog desde su inicio, en mayo de 2004. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de tres mil.

2 Sofismas:

El sáb. oct. 10, 03:43:00 p.m. 2015, Blogger hugo walter pacilio escribió...

Ese día estuve hasta mas alla de la 1 de la madrugada , pero valió la pena , en el fondo de mi casa con el trípode y la cámara , seguí el eclipse , pero es la primera que veo un eclipse , espero en el futuro ver mas seguido un eclipse ...

 
El dom. oct. 11, 09:31:00 p.m. 2015, Blogger el sofista escribió...

:) Yo tengo varios eclipses en mi haber, pero a este último sólo lo pude ver de a ratos.

Espero desquitarme con el próximo, ja ja.

 

Publicar un comentario

<< Home