jueves, junio 05, 2008

La Vía Láctea sólo tiene dos brazos espirales

Si alguien nunca hubiera salido de su casa, no sabría cómo ésta se ve desde el exterior. Esa es la situación con la Vía Láctea. Estamos en su interior, así que en realidad no sabemos cuál es el aspecto de su estructura. Hay otros ejemplos de grandes espirales que podemos ver, pero eso es como ver otras casas desde la ventana de la nuestra y eso no permite asegurarnos de nada. Los astrónomos han desarrollado una mapa detallado de la Vía Láctea, y se dieron cuenta de que le habían dado demasiados brazos a nuestra galaxia: sólo tiene 2, y no 4 cómo originalmente se había pensado:

(clic en la imagen para ampliarla). La nueva revelación fue hecha gracias al telescopio espacial Spitzer de la NASA, que ve en el espectro infrarrojo y puede observar a través del gas y del polvo que oscurece el plano de la Vía Láctea.

Los primeros mapas de la Vía Láctea se habían trazado en los '50, cuando los astrónomos usaron radiotelescopios para dibujar los brazos espirales de nuestra galaxia. Enfocaron las nubes de gas y revelaron lo que pensaron eran 4 grandes brazos en los que se formaban estrellas: Norma, Scutum-Centaurus, Sagittarius y Perseus.

Nosotros vivimos en un brazo menor llamado el Brazo de Orión, ubicado entre Sagittarius y Perseus.

Años más tarde, en 2005, los astrónomos utilizaron telescopios infrarrojos para penetrar en las nubes de gas y polvo, y observaron que la barra central en el centro de la Vía Lácta se extendía mucho más allá de lo que se creía hasta ese momento.

En una nueva investigación del Spitzer, los astrónomos combinaron 800 mil fotografías que contenían más de 110 millones de estrellas. Mediante un programa informático contaron las estrellas y midieron su densidad.

Según lo esperado, los astrónomos encontraron un aumento en la densidad de las estrellas hacia el brazo de Scutum-Centaurus, pero no había ningún aumento hacia Sagittarius y Norma. El brazo de Perseo rodea la parte externa de nuestra galaxia y no puede verse en las imágenes del Spitzer.

Este resultado concuerda con el concepto de que la Vía Láctea consta de sólo dos brazos espirales: una situación muy comúnmente vista donde una galaxia tiene una larga barra central.

Fuente: Fraser Cain para Universe Today, y NASA/JPL (enlaces en inglés).

Nota relacionada: Redibujan (otra vez) el mapa de la Vía Láctea.

Del.icio.us Menéame