lunes, agosto 29, 2011

Hickson 44 en Leo


Al rastrear el cielo en busca de galaxias, el astrónomo canadiense Paul Hickson y sus colegas identificaron un centenar de grupos compactos de galaxias, que hoy se llaman apropiadamente Grupos Compactos de Hickson (clic en la imagen para ampliarla a 1200 x 812 píxeles o verla aún más grande).

Las cuatro galaxias mayores vistas en esta fascinante panorámica telescópica forman uno de esos grupos, Hickson 44, situado aproximadamente a 100 millones de años-luz de distancia, en la constelación del León (Leo en latín).

Las dos galaxias espirales que se encuentran en el centro de la imagen son NGC 3190, en la que se destacan bandas de polvo muy retorcidas, y NGC 3187, con forma de "S". Ambas galaxias se ven de perfil.

NGC 3190, una galaxia de perfil. NGC 3190 es el miembro más grande del Grupo Hickson 44, uno de los grupos de galaxias más cercanos al Grupo Local de galaxias del que formamos parte. En esta fotografía, bandas de polvo finamente texturadas rodean el centro intensamente brillante de la pintoresca espiral. Es muy probable que las interacciones de mareas gravitatorias con otros miembros de su grupo hayan causado que los brazos de NGC 3190 parezcan rodear de una manera asimétrica al centro, al mismo tiempo que el disco galáctico también aparece deformado (clic en la imagen para ampliarla). Leer la entrada completa.

Asociadas con la brillante galaxia elíptica NGC 3193, distinguible más a la derecha, forman el conjunto de galaxias peculiares Arp 316. La espiral en la esquina superior izquierda es NGC 3185, el cuarto miembro del grupo de Hickson.

Como otras galaxias comprendidas en grupos de Hickson, las galaxias mencionadas anteriormente muestran signos de distorsión y una tasa incrementada de formación estelar (ver la imagen al pie de la entrada). Estas son pruebas de los tirones gravitacionales que unas galaxias ejercen las otras, un proceso que terminará, en una escala de tiempo cósmico, en fusiones de galaxias.

Actualmente se comprende el proceso de fusión como una fase normal de la evolución de las galaxias, un proceso que también afecta a la Vía Láctea, nuestra galaxia.

Para dar una idea de la escala de la imagen, a la distancia estimada de Hickson 44, NGC 3190 tiene unos 75 mil años-luz de longitud.

Las galaxias Antena. Cuando dos galaxias entran en colisión —como las galaxias Antena o Antennae (NGC 4038 y NGC 4039), en la Constelación del Cuervo (Corvus)—, las estrellas que las componen por lo general salen indemnes. Esto se debe a que las galaxias son sobre todo espacio vacío y las estrellas, aunque brillantes, sólo ocupan una pequeña porción del total. No obstante, una galaxia puede distorsionar gravitacionalmente a la otra durante esta lenta colisión de cien millones de años, dando lugar a que colisionen el gas y el polvo, abundantes en dichas galaxias. En el choque de titanes mostrado en la imagen, la presencia de pilares de polvo oscuro indica que nubes moleculares macizas están siendo comprimidas durante la colisión galáctica, lo que a su vez provoca el repentino nacimiento de millones de estrellas (clic en la imagen para ampliarla). Más información.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 29 de agosto de 2011. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen y copyright: Stephen Leshin.

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo.

Del.icio.us Menéame