domingo, mayo 31, 2015

Indicios de un universo inesperado


Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana, una estrella explotó. La supernova 1994D, el punto brillante de la parte inferior izquierda de la imagen, apareció en la periferia del disco galáctico de NGC 4526 (clic en la imagen para ampliarla a 960 x 823 píxeles o verla aún más grande).

Puede resultarles paradojal, pero la importancia de la supernova 1994D no consiste en alguna singularidad que pudiera presentar, sino en que era totalmente similar a otras supernovas (en la imagen de la derecha).

De hecho, la luz emitida durante las semanas que siguieron a la explosión permitieron clasificarla como una supernova de tipo Ia (en la imagen de la derecha).

Si todas las supernovas de tipo Ia se distinguen por poseer el mismo brillo intrínseco, se convierten en excelentes puntos de referencia en la escala cósmica: cuanto más tenue sea una supernova, más alejada estará.

Al establecer una relación precisa entre el brillo y la distancia de esta clase de supernovas, los astrónomos están en condiciones de estimar no sólo la tasa de expansión del universo —determinado por la constante de Hubble—, sino también la geometría del universo en el que vivimos —establecido por las constantes Omega y Lambda—.

El gran número de supernovas y las grandes distancias medidas a dichos cataclismos cósmicos durante los últimos años, en conjunción con otras observaciones (ver también la imagen al pie de la entrada), se interpretan como un indicio de que vivimos en un universo que los astrónomos no habían anticipado.

A la escucha de oscilaciones acústicas de bariones. ¿Cuál es el tamaño de las cosas cuando se las percibe desde muy lejos? Cuando se observa el universo, la respuesta informa ciertamente sobre la historia gravitacional media y, por consiguiente, sobre la composición del universo. Con este propósito, el proyecto BOSS (por las siglas en inglés de "Baryon Oscillation Spectroscopic Survey") del estudio SDSS-III (por "Sloan Digital Sky Survey-III") tomó mediciones de los pequeños pero recurrentes aumentos en la densidad de las galaxias hasta 6 mil millones de años-luz (con un desplazamiento hacia el rojo de 0,7), de manera que se remonta a una época en la cual el universo tenía la mitad de su edad actual. Los modelos predicen que tales ondas de densidad, conocidas como oscilaciones acústicas de bariones, han emergido del universo primigenio con un escala conocida de tamaños. Las mediciones que el proyecto BOSS tomó de la mencionada escala de tamaños indican que la materia oscura es un importante componente del universo. En consecuencia, refuerzan la evidencia previa sobre su extraña composición (clic en la imagen para ampliarla). Leer la entrada completa.

Vía Foto astronómica del día correspondiente al 31 de mayo de 2015. Esta página ofrece todos los días una imagen o fotografía del universo, junto con una breve explicación escrita por un astrónomo profesional. Crédito de la imagen: High-Z Supernova Search Team, HST, NASA.

Nota: Síganme en Twitter (@astrosofista) para saber más sobre el universo y mi mundo. Desde que comencé a tuitear hace ocho equinoccios, unos 45 mil tweets ilustran y amplían las más de 4100 entradas publicadas en el blog desde su inicio, en mayo de 2004. ¿Qué esperan para unirse a esta gran conversación? Ya somos más de dos mil novecientos.

1 Sofismas:

El lun. nov. 09, 12:19:00 p.m. 2015, Anonymous voyance gratuite par mail escribió...

Gracias, hace poco he estado buscando información sobre este tema para las edades y el suyo es el más grande que he descubierto hasta ahora. Pero, ¿qué pasa con la línea de fondo? ¿Estás seguro de la fuente?

 

Publicar un comentario

<< Home