lunes, abril 27, 2009

Un museo de mamíferos fabulosos (24)

Quizás hace tanto como cinco mil años, un grupo de marineros encontró los cráneos de una raza de gigantes horribles, que los antiguos griegos dieron en llamar cíclopes. Moradores de una tierra mítica, estas criaturas confiaban el destino de sus cosechas a sus dioses malvados y devoraban a todos los seres humanos que encontraban. No sorprende, entonces, que los cíclopes aterrorizaran a los europeos durante generaciones. Todavía hoy es posible encontrar parientes de estos monstruos vagando por la sabana africana, en las junglas de la India o, incluso, comiendo maníes de la mano de los niños en los zoológicos urbanos. En realidad, los marineros de la antigua Grecia habían dado con cráneos de elefantes. Lo que ellos interpretaron como la cavidad de un único ojo es, en realidad, la abertura nasal para la trompa del elefante. Durante siglos la comprensión científica de los mamíferos, tanto de las especies actuales como de las extinguidas, ha mejorado considerablemente. Sólo que los científicos también se equivocan.

Año: 1667.
Científico / Artista: Athanasius Kircher.
Publicado por primera vez en: China Illustrata.

Athanasius Kircher, un jesuita y erudito alemán del siglo XVII, describió otro extrañísimo hipopótamo en su libro sobre China, en el que se refirió al "caballo de mar" como un animal "totalmente deformado y con un aspecto horroroso".

Fuente: Strange Science (en inglés).

Ir al próximo ejemplar o volver al anterior.

Si te gustó esta entrada, es probable que también te interesen las series dedicadas a monstruos ficticios, monstruos marinos ficticios y dinosaurios y dragones.

2 Sofismas:

El mar. abr. 28, 01:05:00 p.m. 2009, Blogger Patricia Miranda escribió...

este si que mete miedo! parece mas bien un oso con rabia o que se yo! saludos sofis

 
El mar. abr. 28, 08:03:00 p.m. 2009, Blogger el sofista escribió...

Tal cual, es un bicho parecido a otros —un perro, oso, hiena, etc.— pero siniestro como pocos.

Tampoco se esmeró demasiado el ilustrador...

Un saludo!

 

Publicar un comentario

<< Home