lunes, octubre 22, 2007

Sobre la importancia de la filosofía

Esto respondió Hilary Putnam a la pregunta de si la filosofía seguía siendo tan popular e importante como lo había sido alrededor de los '90:
Hay dos maneras de usar el término "importante": uno puede preguntar por aquello que el mercado global o los medios consideran importante, y también puede preguntar por lo que es en verdad importante, importante si hemos de ser más que consumidores en el mercado global. En el primer sentido, nada tiene ya importancia: todo es sólo una mercancía intensamente publicitada, deseada, consumida y luego olvidada. En el segundo sentido, la importancia de la filosofía sigue siendo la misma que tenía en la época de Platón —y en aquel entonces no era muy "popular", como lo atestigua la ejecución de Sócrates—. La filosofía es lo que John Dewey denominó "crítica de la crítica", es la clase de reflexión más elevada y más independiente posible, y esto es siempre necesario.
Si la filosofía realmente tuvo importancia en los '90, me lo perdí, porque para esa época estaba ocupado —o extraviado, si se quiere— en otras cosas. Supongo que la pregunta surge a partir de una experiencia local y al mismo tiempo lejana, porque mi sensación es que por aquí la filosofía fue y sigue siendo una mercancía —para decirlo en los términos de Putnam— en la que casi nadie está interesado, un asunto tan poco popular como en la época de Platón, y para peor sin Platón. De todas maneras, la comparación con la mercancía es lo de menos porque (me) importa la filosofía más como actividad que como resultado.

Ahora bien, retomando el último punto de Putnam, ¿es la filosofía importante porque es necesaria o es necesaria porque es importante? Y pregunto aunque me acusen de hacer o proponer un mero juego de palabras.

Traducido de esta página polaca de filosofía. El chat —porque de eso se trató—, del 2002, toca otros puntos interesantes (en inglés). Foto: David J. Alexander.

1 Sofismas:

El mié. oct. 24, 06:16:00 p.m. 2007, Anonymous alejandro escribió...

A mi modo de ver la filosofía es un lujo; y como todo lujo exige algo de trabajo y un gusto particular que el común de la gente no tiene, pues no suele necesitar demasiado de ella.
Que sí la filosofía fue popular en los 90, no sabría decirlo, aunque no lo creo.
Sobre sí es importante: es tan importante como un lujo, aunque suele tener más alcanze que cualquier mercancia de nuestra sociedad.

 

Publicar un comentario

<< Home