jueves, octubre 18, 2007

Atrapados y sin salida

Como hace un par de días inauguraba los problemas de veraces y mentirosos, no está de más relacionarlo con una tira cómica que salió hace unos meses:


Traducido, dice más o menos así:
Y ahí tenemos a los guardianes del laberinto: uno siempre miente, el otro siempre dice la verdad y el restante apuñala a los que hacen preguntas capciosas.
Supongo que el dibujo hace referencia a este acertijo, uno de los clásicos del tema:
Un prisionero está encerrado en una celda con dos puertas: una conduce a la libertad, la otra a la muerte. Cada una de las puertas está vigilada por un guardián. El prisionero sabe que uno de los guardianes siempre dice la verdad y el otro siempre miente, pero no sabe quien es quien. Y sólo puede hacer una pregunta a uno solo de los guardianes. ¿Cuál es la pregunta que salva al prisionero?
Más allá de la respuesta —que seguramente muchos conocen—, cuando interpreto el enunciado del acertijo a la luz del dibujo, me entra una desconfianza muy grande, ya que como los guardianes reaccionan con tanta crueldad ante las preguntas capciosas, es probable que ninguna las dos puertas salve de la muerte al prisionero: mucho más que otros, los lógicos están perdidos.

2 Sofismas:

El jue. oct. 25, 01:19:00 p.m. 2007, Blogger Pepito escribió...

¿Que es una pregunta capciosa :P ?

 
El jue. oct. 25, 01:41:00 p.m. 2007, Blogger el sofista escribió...

El tuyo es un buen ejemplo de pregunta capciosa :)

Tanto lo es que incluso creo haber visto a un guardián en movimiento...

 

Publicar un comentario

<< Home