lunes, noviembre 19, 2007

El hombre como una planta química

El hombre como una instalación industrial es una cromolitografía de Fritz Kahn (1926).

La ilustración modernista de Kahn de los sistemas digestivo y respiratorio como una instalación industrial o planta química, puede explicarse —al menos así lo sugiere la página de presentación— porque fue concebida en un período en el que la industria química alemana era la más avanzada del mundo.

Pueden ver una imagen ampliada en la galería de imágenes anatómicas, página que reseñé tiempo atrás en Visiones de la anatomía.

Pero en la ilustración no sólo se habla de modernismo e industria química. Al analizar la imagen ampliada también es notoria otra particularidad: la forma en que Kahn divide al cerebro me sugiere que es un racionalista, ya que coloca al entendimiento —Verstand— y a la razón —Vernunft— en la parte superior del esquema y, por lo tanto, en la cima de la jerarquía de las funciones cerebrales: todo estaría bajo el control de la razón. Además, el hecho mismo de distinguir entre ambas facultades, entre entendimiento y razón, lo identifica como kantiano o, más probablemente y a la usanza de la época —la década del '20—, como neokantiano. ¿Es posible afinar el análisis?

Vía Boing Boing (enlaces en inglés).

2 Sofismas:

El mar. nov. 20, 06:01:00 p.m. 2007, Anonymous Joaquin Abelleira escribió...

Bueno primero que nada, queria felicitarte por el blog, yo lo visito diariamente y como nunca posteo queria comunicarte que sigas asi que es muy bueno que aunque este mundo este desvirtuado de contenido y valores vacios y superficiales, haya gente que se ponga y comparta con los demas info desde la astronomia a la filosofia desde el arte hasta trucos para un SO.

Con respecto a esta entrada, me parecio que la imagen es muy ingeniosa y creo yo que seria una manera divertida y no convencional de enseñarles anatomia a niños.

Saludos y segui posteando que somos muchos los que te leemos.

 
El mié. nov. 21, 12:08:00 a.m. 2007, Blogger el sofista escribió...

Muchas gracias, Joaquín, por la lectura y por tu comentario. El blog sería más interesante si todos se animaran a participar un poco: hay algunas entradas donde pueden hablar de sus profesiones o trabajos, de sus libros de texto preferidos —qué mejor autoridad que el que trabaja todo el día en su campo-, no hay ninguna restricción, así todos pueden comentar y esto se hace más dinámico.

Ciao y gracias.

 

Publicar un comentario

<< Home