miércoles, junio 25, 2008

Nuevos datos explican las dos caras de Marte

Un nuevo análisis de la superficie de Marte basado en las observaciones de dos naves espaciales de la NASA revelan lo que aparece por lejos como el impacto más grande jamás hallado en el Sistema Solar.

El Mars Reconnaissance Orbiter y el Mars Global Surveyor, de la NASA, proporcionaron información detallada acerca de las elevaciones y gravedad de los hemisferios norte y sur del planeta rojo. Un nuevo estudio basado en esta información podría resolver uno de los misterios restantes más grandes del Sistema Solar: ¿por qué Marte tiene dos clases de terreno llamativamente diferentes en los hemisferios norte y sur? El enorme cráter ha despertado un gran interés científico.

(Ver imagen más grande). El misterio de la naturaleza de las dos caras de Marte ha intrigado a los científicos desde que las primeras imágenes completas de la superficie fueron enviadas a la Tierra en los años 70. La hipótesis principal sostiene que hubo un antiguo impacto o algún proceso interno relacionado con las capas subterráneas fundidas del planeta. La hipótesis del impacto, propuesto en 1984, perdió el favor de la comunidad científica porque la forma de la cuenca no parecía encajar con la prevista forma redondeada de un cráter. La nueva información está convenciendo a algunos expertos que dudaban de la hipótesis del impacto.

"No hemos demostrado la hipótesis del impacto gigante, pero pienso que hemos cambiando la tendencia", dijo Jeffrey Andrews-Hanna, un investigador postdoctoral del Massachusetts Institute of Technology (MIT), en Cambrige. Andrews-Hanna y los co-autores Maria Zuber del MIT, y Bruce Banerdt del JPL de la NASA en Pasadena, California, informaron esta semana de los nuevos hallazgos en la revista Nature.

Una cuenca gigante septentrional que cubre cerca del 40 por ciento de la superficie de Marte, a menudo llamada la cuenca Borealis, es el vestigio de un impacto colosal en el principio de la formación del Sistema Solar, sugiere el nuevo análisis. De 8.500 km de ancho, es casi cuatro veces más ancha que la cuenca de impacto más grande que se conocía, la cuenca Hellas en el Marte meridional. Un informa adjunto calcula que el objeto impactador que produjo la cuenca Borealis debió tener unos 2 mil km de diámetro. Esto es, más grande que Plutón.

"Este es un resultado impresionante que tiene implicaciones no sólo para la evolución del Marte antiguo, sino también para los inicios de la formación de la Tierra", dijo Michael Meyer, el científico jefe de Marte en la jefatura de la NASA en Washington.

La cuenca del hemisferio norte de Marte es una de las superficies más lisas encontradas en el Sistema Solar. El hemisferio sur está formado por un terreno alto, escarpado y lleno de cráteres, que se extiende de 4 a 8 km por encima del suelo de la cuenca.

Se han descubierto otras cuencas de impactos gigantes con forma elíptica en lugar de circular. Pero requirió un complejo análisis de la superficie marciana realizada los orbitadores marcianos de la NASA para revelar la forma claramente elíptica de la cuenca Borealis, que es consistente con un cráter de impacto.

Un factor que complicó el revelado de la forma elíptica de la cuenca fue que luego de la época del impacto, que debió haber ocurrido por lo menos hace 3.900 millones de años, se formaron volcanes gigantes a lo largo de una parte del borde de la cuenca, los que crearon una región enorme de terreno alto y escarpado que oscureció el contorno de la cuenca. Hubo que combinar los datos obtenidos de la gravedad, que tienden a revelar la estructura subyacente, con los datos de las elevaciones de la superficie actual para reconstruir un mapa de las elevaciones de Marte tal como eran antes de que los volcanes eruptaran.

"Además del borde elíptico de la cuenca, hay signos de un segundo anillo, exterior al primero: una característica típica de las cuencas de gran impacto", dijo Banerdt.

Fuente: NASA; crédito de la imagen: NASA / Mars Global Surveyor (en inglés).

Del.icio.us Menéame