domingo, marzo 05, 2006

Una visita del primo de Batman

Inesperadamente el viernes pasado al atardecer un murciélago se metió en casa. Pero no entró volando, sino a ras del suelo: se movía raro, como si quisiera caminar pero con mucha torpeza. Para nada parecía desplazarse como en esta película (en formato QuickTime, 568 KB), en la que el movimiento del murciélago si bien no es elegante, al menos parece eficaz.

Descartadas tanto la convivencia como la ejecución y dada nuestra inexperiencia en el trato con estos bichos, el asunto era cómo echarlo. Luego de un rato de deliberaciones —entre nosotros, no con el murciélago (creo que ni Charlatandro, de haber estado presente, lo hubiera podido echar con meras palabras)–, tres indecisos humanos logramos atrapar a un batallador murciélago con una red improvisada —como de esas para cazar mariposas— y el bicho fue despedido sin demasiadas contemplaciones.

Esto es, fue obligado a vivir en libertad —tal como la naturaleza y Rousseau mandan.

2 Sofismas:

El lun mar. 06, 09:49:00 p. m. 2006, Anonymous Anónimo escribió...

Pues tengo entendido que es el mamífero mas exitoso del planeta, con cientos de especies, algunos estarán en desacuerdo conmigo y dirán que es el humano, pero en fin es cuestión de enfoques

Probablemente era una especie muy diferente (no soy experto), o no rebotó apropiadamente el sonido que envian y su oido no lo detectó, por el tamaño del cuarto

 
El mar mar. 07, 05:52:00 p. m. 2006, Blogger el sofista escribió...

José, no podría darte muchos más detalles porque la situación nos sorprendió a todos. Lo que recuerdo es que parecía muy reconchito, como si estuviera muy gordo o fuera una hembra preñada, pero leo en el artículo que enlazaste que se reproducen en primavera.

Si reaparece, lo observaré detenidamente.

 

Publicar un comentario

<< Home